Don Benito y Villanueva plantean una unión práctica como germen de su futura fusión

Sus dos alcaldes firmaron ayer un convenio para solicitar ayuda al Gobierno y a Europa para un tranvía que una ambas poblaciones. Gallego y Gallardo se proponen «trabajar discretamente» por unir dos localidades que serían, juntas, el tercer núcleo poblacional de la región

RAÚL HABADON BENITO
Gallego y Gallardo, durante su comparecencia. / RAÚL HABA/
Gallego y Gallardo, durante su comparecencia. / RAÚL HABA

Los alcaldes de Don Benito y Villanueva de la Serena, Mariano Gallego (PP) y Miguel Ángel Gallardo (PSOE), llevarán al próximo consejo de las grandes ciudades varias iniciativas que formarán parte de lo que ambos mandatarios definieron ayer como «la unión práctica» de las dos localidades, germen de una futura fusión que, señalaron, es su intención última.

Entre dichas iniciativas destaca como principal la conversión de la carretera Don Benito-Villanueva en una vía urbana. Para ello, ambos ayuntamientos buscarán la consiguiente complicidad de la Junta de Extremadura en este anhelo, dado que esta vía, que ejerce de cordón umbilical entre los dos núcleos dado que están separados por apenas 5 kilómetros, es competencia de la administración regional.

Gallego y Gallardo pretenden elaborar un dossier conjunto en el que figurarán como apartados principales la construcción de una nueva estación depuradora de aguas residuales y la coordinación de trabajos en las revisiones de sus respectivos planes generales urbanísticos «para que sean compatibles y puedan fusionarse en un futuro», indicaron ambos mandatarios.

60.000 habitantes

Fusión, unión, 'unión práctica' son términos y titulares que se han ido acuñando en los últimos años para los deseos de conversión de Don Benito y Villanueva de la Serena en un solo municipio que sería el tercero demográficamente hablando de la comunidad autónoma, con unos 60.000 habitantes (35.000 de Don Benito y algo más de 25.000 de Villanueva), sólo por detrás de Badajoz y Cáceres. Además tienen un área de influencia de más de 200.000 habitantes en todo su entorno.

A diferencia de otros intentos fallidos, los alcaldes quieren huir esta vez de titulares mediáticos e ir a «lo práctico» y con discreción, es decir, llevar a cabo proyectos en común que se traduzcan en un beneficio próximo e inmediato para los ciudadanos y qué mejor que comenzar por el transporte.

En este sentido, y como adelantó este periódico el pasado miércoles, ambos mandatarios firmaron ayer un convenio para comunicar los dos núcleos poblacionales en el futuro a través de un tranvía eléctrico, que sería el primero de Extremadura.

Al acto, celebrado en el salón de plenos dombenitense, asistieron los primeros ediles acompañados de sus tenientes de alcalde, Juan Bravo, de Don Benito, y Ana Belén Fernández, de Villanueva de la Serena.

El convenio establece un principio de acuerdo para solicitar a Europa la colaboración económica necesaria para la redacción de un proyecto de «metro ligero interurbano» que haría no solamente el recorrido que separa ambas ciudades, sino paradas a lo largo de las respectivas circunvalaciones.

El proyecto se llevaría a cabo en varias anualidades, precisando 2009 como año para el probable inicio de las obras y dejando claro que se trataría de un pequeño tren de cercanías, con varios vagones y sustentado en fluido eléctrico.

Los ediles justifican esta iniciativa explicando que la carretera Don Benito-Villanueva (Ex-206), de apenas cuatro kilómetros de recorrido, es la que soporta un mayor tránsito viario de toda Extremadura con un índice medio diario de 25.200 vehículos. Por tanto, este proyecto tendrá como objetivo consolidar el eje vertebrador y económico que las une: la mencionada carretera.

Intención: La unión

«Eso significa- apuntó el alcalde de Don Benito- que si las dos ciudades se unen en el futuro, como es nuestra intención, esta carretera estaría en el centro de ese núcleo, sería inviable que soportase tantos vehículos y por tanto habría que buscar una alternativa, y existe una muy moderna, que es este medio de comunicación que significaría una disminución enorme del uso del vehículo privado».

El motivo de la gran densidad diaria de la carretera Don Benito-Villanueva es que ambas poblaciones funcionan en el ámbito socio-económico de manera integrada, al compartir servicios como el Hospital Comarcal, el parque de bomberos, varios centros de enseñanzas y diversos centros comerciales.

Para el alcalde de Villanueva, de la Serena, este es el principio de una serie de acuerdos que los dos mandatarios han adoptado en reuniones mantenidas en el ámbito de la discreción en las últimas semanas.

Pistoletazo de salida

Con la firma de ayer se da el pistoletazo de salida en la carrera hacia la fusión, que aún debe quemar algunas fases. La primera es ésta, elaborar un plan que estudie las medidas de mejora y optimización del transporte público, contemplado en la convocatoria de Ayudas del Ministerio de Fomento para promover la movilidad sostenible en ámbitos urbanos e interurbanos.

El presupuesto total de ese plan es de 200.000 euros. Entre enero y marzo del año 2009 se fija el plazo para la redacción definitiva y la entrega del proyecto técnico ferroviario.

La firma de este convenio tiene como fundamento reducir de forma drástica la utilización intensiva del vehículo privado, por los efectos que implica sobre el consumo de energías renovables, emisiones atmosféricas, ruido, impacto ambiental e incluso accidentes de tráfico y atascos de coches.

Fotos

Vídeos