«El jamón ibérico es lo que más piden y se llevan los turistas»

BEATRIZ CASTILLOCÁCERES

Además de beber y comer en los restaurantes y bares cacereños, los turistas hacen estos días una parada obligada por las tiendas de productos típicos cacereños.

Para José Cantero, propietario de La Despensa Cacereña, la gastronomía de la tierra es un elemento muy importante para el turismo. «La gastronomía es un elemento importantísimo. La ciudad monumental, el carácter de los extremeños y la gastronomía son las tres cosas de las que se puede presumir en Cáceres». Productos como el jamón ibérico o la torta tanto del Casar como de la Serena o Tierra de Barros merecen mención especial en la categoría de productos estrellas de la región. «Lo que más piden y se llevan es el jamón ibérico y después la torta».

Los dulces y los vinos también son parte indiscutible de la gama de productos culinarios cacereños aunque, según asegura José Cantero: «el dulce tiene una desventaja y es que hay gente que no lo puede comer». Aún así, este empresario cacereño afirma que hay muchos turistas que piden técula- mécula, un dulce típico de la localidad de Olivenza.

De entre los visitantes que pasan por Cáceres, «la mayoría son españoles y son los que vienen pidiendo los productos de la tierra, sobre todo vienen pidiendo la chacina extremeña».

Ya sea jamón, queso, dulces o vino, para este extremeño «los productos de Extremadura gustan a todos, sorprenden a algunos, pero, sobre todo, son los mejores del mundo».