La asociación Ashurdes publica un nuevo número de la revista 'Las Hurdes'

FÉLIX BARROSO GUTIÉRREZLAS HURDES
Portada de uno de los números de la III época. / FÉLIX BARROSO/
Portada de uno de los números de la III época. / FÉLIX BARROSO

Acaba de ver la luz el número 17 de la revista 'Las Hurdes', que es editada por la Asociación Sociocultural de Las Hurdes (ASHURDES) y que se distribuye entre los socios de dicha asociación, personas muy ligadas a la comarca y a entidades e instituciones que tienen que ver de algún modo con la demarcación hurdana.

La revista es coordinada y maquetada por Jerónimo Roncero Pascual, economista de la localidad de Navalmoral y con responsabilidades administrativas en el hospital 'Virgen del Puerto', de Plasencia.

En esta ocasión, sus páginas abren con una foto del hurdano Angel Iglesias Crespo y de la alquería de Martilandrán, que presenta a un carnicero de la comarca en plena faena.

Dentro se puede encontrar un artículo dedicado a la memoria de Francisco Valiente Darmendrail, un sacerdote que ejerció con gran entusiasmo parte de su ministerio en la parroquia de La Fragosa, donde se encuentra el Cottolengo del Padre Alegre, y que falleció el pasado 7 de febrero a cargo de Domingo Rendo Dominguez, de las Mestas, que también escribe otro sobre la Iglesia en Las Hurdes.

En páginas sucesivas, aparece una colaboración de Casto Iglesias Duarte, actual jefe de negociado del parque de Monfragüe y natural de la aldea de El Cerezal, que trata sobre el III Congreso de hurdanos y hurdanófilos.

A continuación, el maestro José Luis Sánchez Martin, del caserío de La Sauceda, plasma un trabajo de investigación sobre la llamada 'Cueva del Cardenal', situada en las cercanías de las ruinas del convento franciscano de Nuestra Señora de los Angeles, en el término de la alquería de Ovejuela.

Más adelante, José Pedro Domínguez, director del centro de documentación de Las Hurdes, habla del Real Patronato de Las Hurdes. También se incluye un trabajo sobre prehistoria hurdana, así como el capitulo X de la Descripción de Las Jurdes que hizo, en el siglo XIX, el geógrafo francés J. B. Bide.

Los orígenes

Esta revista de 'Las Hurdes' fue editada por primera vez a principios del año 1904. Fue fundada por Jacinto de Orellana, marqués de Albayda, y pretendia ayudar al progreso espiritual y material de la comarca.

En sus inicios, fue dirigida por Francisco Jarrín, que llegaría a ser nombrado obispo de Plasencia. Más tarde, continuaría en la dirección José Polo Benito, casi siempre desde una óptica católica y caritativa, claramente paternalista y monárquica. Esta primera época de la revista terminó en el año 1908.

Segunda época

Mucho más tarde, en 1985, al fundarse la Asociación Sociocultural de Las Hurdes (ASHURDES), comenzó su segunda época, donde la gran mayoría de los colaboradores que escribían sus artículos eran ya vecinos de Las Hurdes lo que dio a la revista un marcado carácter reinvindicativo y progresista.

Esta segunda época fue muy efimera, ya que terminó en 1988, debido fundamentalmente a la escasez de ayudas institucionales para sacar la revista a flote.

En julio de 1999, comenzó su andadura la III época, también de la mano de la Asociación Sociocultural de Las Hurdes, continuando en nuestros días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos