Los vecinos de Sierra de Fuentes se quedan este verano sin piscina y casi sin fiestas

«Estamos así porque las personas que estuvieron antes al frente del Ayuntamiento nos han dejado una deuda millonaria», afirma el actual alcalde Antonio Luis Díez (PSOE)

SERGIO LORENZOCÁCERES

Son las cuatro de la tarde en un tórrido día de agosto en donde los termómetros no bajan de los 40 grados. En muchos pueblos de la provincia de Cáceres los niños y los jóvenes están sobrellevando el calor en la piscina municipal, pero no en Sierra de Fuentes. La piscina de esta localidad de 1.808 habitantes está cerrada. Su aspecto es de total abandono, con el agua sucia y el césped convertido en un secarral.

En el Ayuntamiento se indica que no han podido abrir la piscina porque se encuentra en muy mal estado y a la nueva corporación no le ha dado tiempo a hacer las obras necesarias. Se asegura que la piscina es muy antigua y que había que hacer unos nuevos vestuarios y mejorar el sistema de cloración, entre otras obras.

¿Piscina nueva?

En el mes de febrero de este año el anterior alcalde de Sierra de Fuentes y otros nueve alcaldes más de municipios cacereños, firmaron un convenio por el que se aportaban la cantidad total de 449.000 euros para que estas localidades pudieran adecuar sus piscinas municipales al nuevo reglamento regional sanitario para piscinas de uso colectivo. De esa cantidad total del convenio, un tercio lo aportaba la Junta de Extremadura, otro tercio la Diputación y el resto saldría de las arcas municipales.

Según la nueva corporación municipal la subvención de la Diputación y la Junta era totalmente insuficiente, ya que el convenio afrontaba un gasto de 40.000 euros para la piscina de Sierra de Fuentes cuando ellos necesitaban unos 80.000 euros. El estado de la piscina es tal que posiblemente se analice en un futuro próximo, en un pleno, la posibilidad de hacer una piscina nueva.

El actual alcalde de Sierra de Fuentes, el socialista Antonio Luis Díez, se lamenta de que este verano los vecinos de Sierra de Fuentes se queden sin piscina, «debe ser el único pueblo de Extremadura que teniendo agua no tiene piscina municipal; pero no podemos hacer otra cosa porque es la herencia que nos han dejado».

La mala suerte de los vecinos de Sierra de Fuentes no se frena, ya que también se quedarán casi sin fiestas.

Las fiestas patronales, las del Cristo del Risco se celebran a principios del mes de septiembre. En muchos años las fiestas duraban hasta doce días, con actuaciones de humoristas, verbenas, elección de misses, noches rumberas, etcétera. Este año la fiesta será mucho más comedida. «Habrá fiesta, pero será de otro modo que en otros años, porque no hay dinero. Estamos así porque las personas que estuvieron antes al frente del Ayuntamiento nos han dejado una deuda millonaria con los procedimientos judiciales que hay que pagar y deudas a proveedores». El alcalde recalca que aunque no se podrá gastar en las fiestas lo mismo que en otros años, «habrá fiestas. Sierra de Fuentes no se va a quedar sin fiestas, aunque serán más económicas».

A las nueve de la noche de ayer se realizó un pleno en el Ayuntamiento de Sierra de Fuentes, en el que según el alcalde de la localidad no se trataron temas de gran trascendencia. El pleno duró poco más de 35 minutos.

La actual corporación municipal de Sierra de Fuentes está formada por tres concejales del PSOE, dos de Izquierda Unida, uno del PP y tres concejales independientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos