La primera dama de Ecuador se avergüenza de ser belga

La Primera Dama de Ecuador, Anne Malherbe, dijo hoy sentir «una vergüenza terrible de ser belga», tras visitar a la niña ecuatoriana Angélica Loja Cajamarca, de 11 años, y su madre, recluidas en un centro cerrado para "sin papeles" desde hace un mes a la espera de su deportación este lunes. «Me da una vergüenza terrible de ser belga, porque no podía creer que se encerrara a niños en mi país», declaró Malherbe por teléfono a Efe después de entrevistarse con Angélica y su madre, Ana Elizabeth Cajamarca, en el Centro de Repatriación 127 bis, cerca del aeropuerto de Bruselas. Malherbe, de origen belga, se encuentra en Bruselas pasando unas vacaciones hasta el próximo 17 de agosto y ya visitó a sus dos compatriotas la semana pasada junto con su esposo, el presidente Rafael Correa. «No creíamos que eso era posible en Bélgica, y nos quedamos bien sorprendidos los dos de ver que esas cosas pasan», explicó, al subrayar que en el centro de repatriación «hay más niños, más chiquitos que Angélica», que sólo pueden salir al patio una hora al día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos