Mueren los dos ocupantes de un ultraligero que se estrelló cerca de Navalmoral

Uno de ellos era un conocido aficionado local, Domingo Cordero, mientras que el segundo era un vecino de Lérida que iba a comprar el aparato

MIGUEL ÁNGEL MARCOSNAVALMORAL DE LA MATA
Mueren los dos ocupantes de un ultraligero  que se estrelló cerca de Navalmoral

Domingo Cordero Serradilla, un conocido hostelero local muy aficionado a volar en ultraligero, falleció a última hora de la tarde de ayer al precipitarse al vacío el aparato que pilotaba, junto con el copiloto, que también murió, en las cercanías del campo de vuelo 'El Polvorín', situado a las afueras de Navalmoral de la Mata en dirección a Rosalejo.

El accidente se produjo pasadas las nueve por causas que se desconocen, si bien algunos testigos de lo ocurrido comentaron a las autoridades presentes que «el motor se había invertido y cayeron en picado». Y es que el fallecido, de 53 años, era un gran experto, con muchas horas de vuelo a sus espaldas. De hecho fue uno de los fundadores del campo de 'El Polvorín', que puso en marcha hace casi dos décadas con otros aficionados locales. También había participado en varias ediciones de la Vuelta a España en autogiro, una de cuyas etapas consiguió traer hace varios años a Navalmoral.

Un vecino de Lérida

A la hora de redactar esta información, cerca de las once y media de la noche, el juez procedía a levantar los cadáveres, que quedaron calcinados al incendiarse el apartado tras impactar contra el suelo, hasta tal punto que quedó convertido un pequeño amasijo de hierros que apenas se apreciaba entre el humo. El choque hizo que se incendiara la franja de terreno en la que cayó el ultraligero, haciendo necesaria la intervención de los bomberos del SEPEI para apagar las llamas.

Junto a ellos se desplazaron al lugar del accidente retenes del plan Infoex y efectivos de la Guardia Civil y la Policía Local, así como el alcalde moralo, Rafael Mateos. También acudieron dos ambulancias, que por desgracia no pudieron hacer nada por los ocupantes del aparato.

En cuanto a la identidad del segundo fallecido parece que se trata de un vecino de un pueblo de Lérida de unos 40 años que se había desplazado a Navalmoral a probar el ultraligero en el que encontró la muerte.