Ibarra: «Me voy por esa puerta sin tener que agachar la cabeza»

J. L. A.MÉRIDA

«Gracias a todos por haberme permitido llegar hasta aquí y poder salir por esa puerta sin tener que agachar la cabeza». Es la despedida de quien ha sido presidente preautonómico durante seis meses y autonómico 24 años, Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

Le tocó hablar el primero. «Una cosa te digo», comenzó dirigiéndose a Fernández Vara. «Sólo hay aquí dos personas sin ningún tipo de interés, el resto tiene intereses nobles o innobles. Una es tu madre que quiere lo mejor para tí, el otro yo que sólo quiero marcharme».

Ibarra bromeó con los decretos de su cese, y el nombramiento de Vara, publicados ayer y firmados por el Rey en la embajada española en China donde se encuentra de viaje. «Me han cesado desde allí, desde aquí habría sido difícil».

«En el día de San Pedro te entrego las llaves del reino», le añadió a Vara. «Te deseo todo lo mejor».

Agradecimientos

«Permítanme que en este momento tenga cuatro agradecimientos. Primero a mi partido, representado aquí por el secretario de organización; a los periodistas de a pie, de a pie, a los que molestamos continuamente con ruedas de prensa muchas veces insulsas para contarles que a las tres de la tarde nos vamos a Madrid, mientras que alguno de ellos tiene a su hijo con fiebre.

ARomán Bolaños [el jefe de su secretaría particular], que ha sido mis piernas, cuatro piernas además de las mías he tenido yo, y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que me han protegido, haciendo que llegue vivo hasta aquí y sobre todo me han permitido ser más valiente de lo que soy y decir muchas cosas porque estaba bien guardado y bien protegido. A ellos, a los cuatro, les doy las gracias».