Las fiestas de los partidos políticos pusieron el cierre a la campaña

El PSOE montó una fiesta con atracciones, música en vivo y mitin y el PP otra con orquesta e intervención del candidato IU-SIEX cerró con un concierto y UPEX, en una discoteca

A.S.O.PLASENCIA
La celebración del PSOE, en el pabellón de Miralvalle, empezó a media tarde y tuvo atracciones, mitin y música. El PP tuvo velada con orquesta en la pista El Nido. / PALMA/
La celebración del PSOE, en el pabellón de Miralvalle, empezó a media tarde y tuvo atracciones, mitin y música. El PP tuvo velada con orquesta en la pista El Nido. / PALMA

Se acabó lo que se daba. Terminó el prometer y el pedir: proyectos y votos. Hasta la próxima. La medianoche echó el cierre forzoso a la campaña electoral, que concluyó de forma festiva. Los candidatos, con el optimismo que les caracteriza, dijeron adiós al frenético ritmo de vida de los últimos días, convencidos de ver cumplidos en las urnas sus objetivos. En sus postreras intervenciones no dejaron de pedir participación y apoyo y agradecieron el trabajo y colaboración de afiliados y simpatizantes. Los ciudadanos, saturados ante la profusión mediática de mensajes electorales.

Desde anoche la suerte está echada y todo se vuelve aventurada cábala. El 10, 9, 1 y 1 o el 10, 10 y 1 son las combinaciones con más aceptación en las porras de amigos y locales. El quid está en ver si se cumplen y a qué partido corresponde cada dígito. Todo, política-ficción hasta que hablen las urnas.

Animadas fiestas

Por eso, para relajarse y dejar un buen sabor de la campaña, los partidos despidieron ésta con animadas fiestas abiertas a todos. Cada uno en su estilo. El PSOE, en centro público. Y el PP, en local privado. También IU-Siex y UPEX. El primero, se fue al pabellón del Colegio Público Miralvalle, después de desechar, hace días, Torre Lucía ante la amenaza de lluvia.

Desde la media tarde a la media noche, chicos y mayores tuvieron la ocasión de pasar un fraternal y ameno rato. Para ello dispusieron de toro mecánico, karaoke, atracciones hinchables, animadores infantiles y de salsa, actuación en vivo de Rincón de Bataná' y de Dj. No faltaron las intervenciones de la candidata, Elia María Blanco, y del secretario provincial del PSOE, Ramón Ferreira, ante una auditorio entregado y con la fe de la victoria.

Los del PP optaron por algo más clásico, y se montaron su fiesta en la pista Jardín El Nido con la orquesta 'Huracán', baile, copas y charleta de despedida del candidato, Miguel Cantero. Se trataba de pasar una velada distendida previa a la reflexiva vigilia de hoy y de redoblar la confianza de recuperar el gobierno local.

Los de IU-Siex, candidatos, militantes y simpatizantes se reunieron en la Sala Impacto, para disfrutar el concierto de L'Avalanche y Ray, a partir de las 22.00 horas. Y Victoria Domínguez y los de UPEX se fueron a la Sala Moma para cerrar la promoción electoral, sin concierto pero con música e intervención final. Los locales elegidos dieron a sus celebraciones un toque diferente de modernidad.

Campaña limpia

Ayer Victoria Domínguez agradeció alos medios su trabajo y se puso a su disposición, «sean unos u otros los resultados». Para ella, la campaña ha sido «sosa», vista la falta del tan solicitado debate entre los candidatos que al final no se ha levado a cabo.

«Limpia» fue el calificativo utilizado por Cantero sobre la misma, visto el tono general de los candidatos, el trabajo que los partidos han llevado de manera directa con los colectivos locales y la falta de polémicas e incidentes por un quítame allá esos carteles. Los dos grandes partidos se han centrado en animar a la participación, en pedir apoyo para poder gobernar en solitario y en exponer programas y proyectos. Las restantes formaciones, en proponer medidas que les den los votos precisos para estar en la nueva corporación.

Todo los decidirán mañana los vecinos que vayan a votar de entre los de 31.600 electores del censo municipal. Ellos acudirán a alguno de los 16 colegios electorales. En total reúnen 51 mesas electorales montadas en centros públicos y edificios oficiales, incluidas las de San Gil y de Pradochano. Ésta última es la que menor número de electores tiene con 121.

La mayor mesa de la ciudad corresponde a una del Colegio Público Inés de Suárez, con 1.028.El mayor colegio electoral de Plasencia es el que se monta en el C. P. La Data, con un total de 5.018 votantes y ocho mesas.

Fotos

Vídeos