«Los macarrones es el plato que más le gusta a los niños y las judías, el que menos»

GEMA PINILLABARCARROTA FOTO: G. PINILLA

Hace 30 años que Dolores Gómez García, de 63 años, trabaja como cocinera para el servicio de comedor del colegio público Hernando de Soto. A las 8 de la mañana ya está entre fogones preparando la comida para los más de 80 niños del centro.

-¿Desde el comedor del colegio se promociona una alimentación sana y equilibrada?

-Por supuesto. La directora del colegio, Isabel Hernández, es la encargada de los menús de cada día, y yo, conociendo el gusto de los niños, le digo las modificaciones que hay que hacer pesando en una alimentación sana y equilibrada para ellos. Además, les hacemos llegar a los padres los menús para que sepan lo que van a comer sus hijos cada día.

-¿Cuáles son los platos que más y menos le gustan a los niños?

-Los macarrones y las judías blancas.

-¿Cuál considera que es su especialidad?

-Yo creo que todos los platos me salen muy buenos. Me gusta mucho cocina.

-Además de una dieta equilibrada, ¿qué más aprenden los niños asistiendo al comedor?

-A comportarse bien en la mesa y a comer con corrección, además de respetar unas normas como lavarse las manos antes de sentarse.

-¿Con cuantos comensales cuenta cada día?

Unos 90 entre docentes y niños. Todos comen en un mismo turno, los niños en el comedor y los profesores en otra sala. Para atenderlos a todos hay dos cuidadoras que además ayudan a comer a los más pequeños. El resto de los niños viene de forma voluntaria y deben saber comer solos. Si son algo perezosos, pues también son ayudados por las cuidadoras.

-¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

-Me satisface ver cómo los niños se lo comen todo y no esculcan la comida. Si veo que un plato no gusta, intento que en los siguientes menús sea excluido.

Fotos

Vídeos