Vara anuncia ayudas directas a la natalidad de 300 euros al mes a partir del segundo hijo

Las familias percibirán mensualmente el 50% del salario mínimo durante el primer año de vida del niño, el 25% el segundo y unos 100 euros el tercero

CLAUDIO MATEOSCÁCERES

Guillermo Fernández Vara anunció ayer en Cáceres que, si gana las elecciones de mayo, una de sus primeras medidas será crear un incentivo a la natalidad que consistirá en pagar a las familias ayudas directas a partir del segundo hijo. En concretó serán del 50 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) durante primer año, el 25 por ciento el segundo y cerca de 100 euros tercero, lo cual supone con el actual SMI unos 300, 150 y 100 euros al mes, respectivamente. Las ayudas serán además compatibles con los 100 euros mensuales que concede el Estado por cada hijo menor de tres años.

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta aseguró que esta medida tendrá prioridad y entrará en vigor a partir de enero del próximo año, pues considera que el principal problema al que se enfrenta Extremadura a medio y largo plazo es el envejecimiento de la población y la bajada del peso relativo del número de habitantes de la región con respecto al resto del España, que ya es tan sólo del 2,8 por ciento.

Así, se ha marcado como objetivo incrementar la tasa de natalidad desde los 1,2 hijos por mujer actuales hasta llegar a 2, lo cual tendría como consecuencia un crecimiento de la población Extremeña de 100.000 personas en los próximos 25 años.

El candidato aclaró además que buscan una medida «lo más universal posible», de modo que estudiarán si se aplica a todas y cada una de las familias o se vincula de algún modo al nivel de ingresos, si bien matizó que de ser así tan sólo quedaría excluido un tramo «muy alto» de las rentas.

Los cálculos que maneja Fernández Vara son que de los cerca de 10.000 niños que nacen cada año en Extremadura aproximadamente la mitad son primeros hijos, de modo que los beneficiarios de las ayudas serían los padres de los otros 5.000. El coste real rondará por lo tanto los 30 millones de euros anuales, un dinero que saldrá íntegramente de la arcas autonómicas y que Vara considera asumible pues, como él mismo comparó ayer, es lo que cuestan «cinco kilómetros de autovía o medio hospital de Cáceres».

Estas ayudas directas se verían completadas con otras medidas, como la gratuidad de las medicinas para todos los niños menores de tres años, y no sólo para los de familias numerosas, y mejoras en los servicios complementarios que ofrecen las escuelas. También habría incentivos para los inmigrantes que quieran establecerse en Extremadura, así como un plan que acogida para los emigrantes extremeños que deseen regresar a la región.