Talavera tiene nueve rivales para conseguir en el 2015 una de las bases de formación de pilotos europeos

Suecia, Finlandia, Francia, Portugal, Italia y Grecia han propuesto también sedes

LUIS EXPÓSITOBADAJOZ
Tres aviones F-5 de la Base Aérea de Talavera, sobrevolando el teatro y el anfiteatro romano de Mérida/
Tres aviones F-5 de la Base Aérea de Talavera, sobrevolando el teatro y el anfiteatro romano de Mérida

La Talavera European Eurofighter School (TEFS) tiene por el momento nueve rivales para ser elegida en el año 2015 una de las tres sedes del proyecto Eurotraining, donde se formarán todos los pilotos de combate de 12 países europeos. Mientras que el Ejército Español y la empresa EADS CASA han presentado la base pacense, Suecia ha ofrecido tres posibles emplazamientos (las bases aéreas de Luléa, Östersund y Söderhamn) y Grecia dos (Kalamata y posiblemente Araxos). Finlandia (con Kauhava), Portugal (Beja), Francia (Cazeaux) e Italia (Lecce), con una base candidata cada una, cierran la relación de las ofertas. Así se puso de manifiesto durante la feria Berlín Air Show, celebrada en la capital alemana durante el pasado mes de mayo, en la que se presentaron diversas ponencias sobre el proyecto.

Como viene informando este diario, el Ejército del Aire y la empresa multinacional EADS CASA han firmado un convenio para que la TEFS empiece a captar desde el próximo curso pilotos de otros países con la intención de estar en posición de ventaja en el año 2015, cuando se decidan las bases que participarán en Eurotraining.

Esta iniciativa forma parte del programa Avanced European Joint Pilot Training (AEJPT), en la que participan Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia y Suiza.

Hay que tener en cuenta que, debido a lo poco desarrollado que se encuentra aún el proyecto, parece que no se trata de candidaturas oficiales, sino más bien declaraciones de intereses. Las Fuerzas Armadas Suecas, por ejemplo, prefieren promocionar la base de Söderhamn sobre las otras dos que propone en su suelo. Asimismo, en la documentación que está manejando este país, sólo destacan como rival griego a Kalamata, olvidándose de Araxos, que sin embargo aparece en los planes que maneja el proyecto AEJPT. Además, no faltan tampoco las voces que aseguran que países como Alemania se han descolgado del proyecto, cuando sí figuran en otros recientes documentos oficiales. Tampoco hay que descartar la incorporación de otros candidatos antes del 2015.

En todo caso, las naciones que participen pretenden unificar todas sus escuelas de adiestramiento en sólo tres, que recibirían unos 300 pilotos anuales. La causa está en los elevadísimos costes de formar a sus pilotos de caza de combate.

Hay que tener en cuenta que todo el proceso de formación de un piloto, desde que entra en la academia hasta que recibe sus últimas clases ya en su unidad operativa de destino, puede costar más de seis millones de euros. Para contextualizar esta cantidad, hay que tener en cuenta que enviar a un piloto a la base norteamericana de Texas (donde está la escuela aérea militar más prestigiosa del mundo) durante un solo curso cuesta del orden de un millón, y una hora de vuelo de un F-18 puede suponer unos 5.000 euros.

Respecto a sus rivales, Talavera presenta cuatro ventajas fundamentales. En primer lugar, tiene un amplísimo espacio aéreo, un 30% superior a la citada base de Texas. Además, la de Talavera tiene un prestigio altamente reconocido. En tercer lugar, el clima favorable será una de las condiciones que pesen en la elección, según se ha dicho públicamente, por lo que la TEFS está por delante de las opciones nórdicas. Finalmente, cuenta con el respaldo de EADS, que es la empresa que fabrica el Eurofighter, el avión militar puntero en Europa.

Como hasta ahora

Hasta que se defina completamente el proyecto Eurotraining, en el año 2015, parece claro que en Talavera se seguirán impartiendo los mismos conocimientos que hasta ahora, aunque con más alumnos. Es decir, se cursarán los niveles dos y tres dentro del largo proceso de formación de un piloto de caza.

Básicamente, el proceso de formación de un piloto de combate español consta de seis pasos o niveles. Los dos primeros de ellos se aprenden en la Academia Militar del Aire de San Javier, en Murcia. Para entrar en esta academia es necesario aprobar la prueba de acceso a la universidad y no sobrepasar una edad. Cada año, el número de aspirantes ronda los 3.000, mientras que el número de plazas no suele superar la treintena.

Después de cuatro años en la Academia, en la que ya se aprende a volar con determinados aparatos, los alféreces parten hacia distintos destinos para seguir con su formación y cursar los niveles tres y cuatro. El destino más codiciado es sin duda el de piloto de cazas, en Talavera la Real, que es donde suelen ir los alumnos con mejores notas. La escuela de pilotos de helicópteros está en Granada y la de aviones de transporte se encuentra en Matacán (Salamanca).

En Talavera, los alumnos pasan un curso completo, volando con aviones caza F-5. Acabado este periodo, los alféreces vuelven a Murcia, donde se gradúan y reciben su despacho de teniente. A partir de ahí, y en función de su calificación, eligen destino en una unidad operativa, donde se familiarizan con el manejo de un aparato en concreto (nivel 5). Así, los tenientes pueden viajar a Morón, Torrejón, Zaragoza o Albacete, por ejemplo, para volar con los F-18 ó los Eurofighter.

La última fase de aprendizaje, el nivel 6, se pasa dentro del propio escuadrón donde el piloto está destinado, e incluye los últimos aspectos de su formación.

Así, el proyecto que el Ejército del Aire y EADS CASA han diseñado para Talavera supone comercializar su escuela de pilotos para que pueda acoger a alumnos de otros países. Vender este 'producto' situaría a la TEFS en una posición inmejorable de cara al año 2015. Los alumnos extranjeros que vengan, ya a partir del próximo curso, estudiarán en igualdad de condiciones con los españoles. Tan sólo no recibirán ciertas materias muy específicas, tales como nociones de Derecho español, por ejemplo.

Fotos

Vídeos