El hermano de Canobbio, Carlos, nuevo fichaje de calidad del Cerro de Reyes

M. A. R.BADAJOZ

El Cerro de Reyes sigue dando pasos importantes de cara al objetivo de la permanencia. El último lo dio ayer, con la incorporación del mediocentro uruguayo Carlos Fabián Canobbio, hermano del jugador que militó en el Valencia y Celta, Néstor Fabián Canobbio, internacional con la selección de su país. Se trata de un futbolista importante para el cuadro pacense, que viene a reforzar la medular cerrista, aunque puede desempeñar labores más ofensivas.

Tiene 25 años, juega en la Primera División uruguaya, en el Rentistas (donde ya ha solucionado los problemas sobre su rescisión), y llega como cedido hasta el final de la presenta temporada, aunque con opción de compra. La llegada de Canobbio se une a las recientes de los argentinos Pablo Paz (Primera División española y mundialista con la albiceleste en Francia 98) y Rezzónico, además de Verdú. Un lavado de cara de primera fila con el que el cuadro pacense augura un atractivo año 2007.

Uno que viene y otro que se va. En la tarde noche de ayer quedó cerrada la desvinculación de Futre, que no se había presentado a los últimos entrenamientos y esperaba en Cuenca la rescisión del contrato. Irá al Conquense por motivos familiares.

'Caso Badajoz'

Por otro lado, el presidente cerrista, Antonio Olivera 'Cachola', recibió la semana pasada la demanda interpuesta por el ex propietario del C.D. Badajoz, Eloy Guerrero, por el contencioso sobre la venta de la entidad blanquinegra. El siguiente paso es la contestación a la demanda, un escrito que los representantes jurídicos de Cachola deberán remitir al juzgado y que es requisito previo a la vista ante el juez.

El centro de la polémica será un escrito a modo de contrato que ambos firmaron este verano. Según el vendedor dicha firma le desvincula de la sociedad y según el comprador el vendedor no cumplió las primeras condiciones pactadas a la hora de redactar o 'pasar a limpio' los primeros 'bocetos'.

Se trata del segundo paso, tras la interposición de la demanda, de todo el entramado jurídico por el que por fin se dilucidará si el Badajoz tiene dueño y en qué condiciones. Según el asesor de Antonio Olivera en este proceso, Joaquín María Ramos, es «prácticamente imposible» que se pueda llegar a una solución dialogada o extrajudicial, ya que la otra parte ya ha iniciado esta vía, por lo que decidirá el juez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos