El Trofeo Patrimonio, a mejor vida

El Ayuntamiento pone fin a una competición con 13 años de existencia, e insiste en buscar una plaza en la LEB y organizar el homenaje a Enrique Fernández

M. M. N.CÁCERES

Adiós a 13 años de historia. El Trofeo Cáceres, Patrimonio de la Humanidad se da por finiquitado. La del pasado 3 de enero, con un Fuenlabrada-Oliveirense que llevó a un millar de espectadores al Multiusos, quedará como el último de la serie si no hay remedio oficial por medio.Ya el último torneo se celebró en unas condiciones ajustadísimas como consecuencia de la desaparición como club de élite del Cáceres CB, que habitualmente se había encargado de su organización con el apoyo económico de la Concejalía de Deportes. Sólo la iniciativa de última hora del extinto Ceres Básket hizo posible que se llegase a la edición número 13. La 14 tendrá que esperar. No hay planes ni perspectivas de futuro en este sentido. «No tiene sentido gastar energías en este tipo de torneos amistosos, de lo que se trata es de que Cáceres vuelva a contar con un club de referencia en la LEB, y en eso estamos trabajando. Ya he hablado con el presidente de la Federación Extremeña», subraya el edil de Deportes. Lázaro García avanzó ayer que también ha conversado con Manolo Flores sobre la posibilidad de que el Barcelona juegue en la capital cacereña. «La idea es celebrar en 2007 el homenaje a Enrique Fernández, que podría ser incluso un cuadrangular», adelantó.

Héctor Jiménez, Ángel de Pablos y Javier Acedo, los tres dirigentes del Ceres Básket, apostaron por no dejar morir el Trofeo Patrimonio y trasladaron al Ayuntamiento la única propuesta para celebrar la edición número 13. El cartel no fue ni mucho menos espectacular. El Fuenlabrada, un clásico de la ACB, contra el Oliveirense, viejo conocido de la afición cacereña por sus duelos europeos con el CCB. En plenas fiestas, con nada en juego y alicientes tan contados como volver a saludar a Luis Casimiro o Ferrán López, apenas un millar de seguidores fueron al pabellón del Nuevo Cáceres. «Lo del año pasado no funcionó», añade Lázaro García, que pasa por alto la celebración de la cita de este año. No hay nada en cartera, reconoce con pesar. Las perspectivas van por otro sitio. «He hablado con Manolo Flores y está dispuesto a que venga a Cáceres el Barcelona. Incluso el propio Manolo puede buscar al rival. La otra alternativa en la que se trabaja es la de traer al homenaje a Enrique Fernández a equipos de gran nivel». Unicaja y Real Madrid están en la lista desde hace tiempo, aunque esta idea tampoco acaba de cuajar. «Podemos preparar un trofeo cuadrangular», matiza Lázaro García, que reitera la apuesta por volver a colocar a Cáceres en el mapa LEB. «Hace falta que alguien venda su plaza», aclara.

Pasa la página del Trofeo Patrimonio, al que se llegó a definir en otros tiempos como uno de los torneos más importantes de la pretemporada del baloncesto español.

Por el 'Quinto Centenario' y el Multiusos desfilaron clubes como la Cibona de Petrovic, la Jugoplástica, el Breogán o el Fórum. Queda el recuerdo de los viejos tiempos y se alarga la agonía del baloncesto cacereño, al que no le quedan ya ni amistosos que celebrar.

Fotos

Vídeos