«El proceso de paz en el País Vasco es de luces y sombras»

El sindicalista hablará este lunes en el Palacio de Congresos sobre el alto al fuego de ETA y el fin de la violencia terrorista en Euskadi

MIRIAM FERNÁNDEZ RÚABADAJOZ

Dámaso Casado (Palencia, 1954) es sindicalista de profesión y, aunque nació en un pueblecito del norte de Palencia, pronto se marchó a Vizcaya. Actualmente, cumple su segundo mandato como Secretario General de UGT en Euskadi, pero su vinculación en exclusiva con el sindicato le ha ocupado más de un cuarto de siglo. Mañana lunes llegará a Badajoz para ofrecer una conferencia en la que hablará sobre el proceso de paz en el País Vasco, en el que está participando activamente. El acto será a las siete y media de la tarde en el Palacio de Congresos 'Manuel Rojas' y está convocado por el sindicato UGT.

-El contenido de su charla se encierra bajo el título 'Proceso de paz en el País Vasco', ¿qué va ha contarnos?

-La conferencia va a tener dos partes. La sindical, ya que durante muchos años había una falta de unidad entre los sindicatos nacionalistas y no nacionalistas. Afortunadamente, y después del último congreso de UGT en Euskadi apostamos de forma clara y decidida por romper los bloques para lograr la unidad de la acción sindical. Y hoy lo hemos conseguido a raíz de la reuniones que la UGT y yo personalmente he mantenido con el sindicato LAB, que es el de la izquierda aberzale. Y la segunda parte de la conferencia, versará sobre la situación del proceso llamado de paz, fundamentalmente sobre los ocho meses y medio últimos de alto al fuego de ETA.

-¿Cuál es la situación actual de ese proceso de paz?

-Llevamos ya tres años y medio en los que no ha habido ninguna muerte y además, hay un compromiso firme desde el punto de vista político y sindical de abandonar la violencia definitivamente y ETA, de momento, también está cumpliendo a pesar de que de vez en cuando está haciendo cosas que no son lógicas y denunciables.

-¿La paz definitiva llegará o es sólo un espejismo?

-Ser futurólogo es muy complicado y en este momento sólo podemos fijarnos en los hechos. Desde la UGT de Euskadi estamos muy ilusionados de que esto vaya adelante, pese a que sea un proceso de luces y sombras y en estos momentos podamos estar en una sombra muy oscura, pero tenemos esperanzas porque nunca en la historia de la banda ha habido un periodo tan largo sin matar. Y, por otra parte, toda la extorsión al mundo empresarial que ha venido practicando ETA desde que nació, en estos momentos no existe. El hecho de que todos los políticos de la izquierda aberzale y creo que también de una parte de los dirigentes de ETA apuesten porque el proceso siga adelante, con el fin de la violencia, es muy importante.

-Los últimos acontecimientos hacen dudar de que ETA vaya a abandonar las armas...

-ETA sigue existiendo, no ha desaparecido, y además tiene mucha gente que le apoya, no solo entre los que votan a la izquierda aberzale sino que en estos momentos, cada vez que hay un acto de la Kale Borroka desaparecen jóvenes que se integran en la banda. Con lo cual o cortamos esto o se va alimentando, porque hay un montón de jóvenes en Euskadi que no tienen ningún inconveniente en sumarse a la banda terrorista y actuar en todo lo que les manden. Que ETA siga robando y haciendo experimentos para fabricar bombas son malas noticias, por eso he dicho que estamos en un período de sombra muy oscuro.

-Pese a eso, ¿los españoles tenemos que ser optimistas?

-Sí, yo soy optimista y creo que hay que seguir siendo optimista para avanzar. La historia de la España reciente nos tiene que hacer reflexionar, si fuimos capaces de pasar página cuando llegó la democracia pese a que la dictadura dejó muchas víctimas, si algún día ETA desaparece y con ella el terrorismo y la izquierda aberzale se integra en la vida política, tendría que pasar lo mismo para que el fin de la violencia, la paz y la libertad en Euskadi y en España sean una realidad.

Fotos

Vídeos