UPA rechaza la nueva reforma del Reglamento que establece el pago único para el olivar

EFEMÉRIDA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) manifestó ayer su rechazo ante la nueva modificación del Reglamento que establece el pago único para el olivar, porque afecta de forma directa al sector olivarero español «y de forma clara a Extremadura» y con especial intensidad a los olivareros tradicionales.

En un comunicado, UPA explica que esta modificación, que podría aprobarse en el Consejo de Ministros de la Unión Europea de la próxima semana, ya establece que aquellos productores que han generado derechos de pago único podrán activarlos a través de olivares plantados con posterioridad al 1 de mayo del año 1998.

Esta medida perjudica «de forma clara» a Extremadura porque el olivar extremeño es mayoritariamente tradicional y recuerda que en la región hay 261.200 hectáreas de olivar, de las que 256.400 son de olivar tradicional asentados fundamentalmente en Sierra de Gata y Las Hurdes, al norte de Cáceres.

UPA consideró que no se puede poner en peligro la viabilidad de miles de explotaciones tradicionales por una pretendida simplificación del sistema.