El profesor de Almendralejo aclara que el IES nunca nombró al menor

Carlos Cabanillas ha remitido un escrito en el que manifiesta que las puertas de su despacho están abiertas para el padre del alumno

PAZ SÁNCHEZ PINTORALMENDRALEJO
Manifestación de apoyo al profesor Carlos Cabanillas ante la delegación de Educación de Cáceres/
Manifestación de apoyo al profesor Carlos Cabanillas ante la delegación de Educación de Cáceres

El jefe de estudios del IES Santiago Apóstol de Almendralejo, Carlos Cabanillas, ha querido aclarar mediante un escrito remitido a la comunidad educativa que «sólo personas con una visión simplista de la realidad -por no interpretar aviesas intenciones- pueden pensar que las movilizaciones del día 7 de noviembre , con la adhesión de más de cien centros docentes, tuvieron como único objetivo apoyar a un profesor». Dice que se ve obligado a detallar una serie de puntos «ante algunos comentarios faltos de rigor y alusiones personales carentes de la menor referencia real». En primer lugar se refiere a que «el IES Santiago Apóstol jamás ha sacado a la luz el nombre del menor en cuestión; si este nombre ha aparecido en alguna ocasión, esto es responsabilidad única de su padre ». Continúa explicando que «en ningún momento he reconocido haber insultado a este alumno. Lo único que, en un alarde de sinceridad y candidez del que ya me voy arrepintiendo, dije ante el juez es que no recuerdo con pormenores un conflicto ocurrido hace año y medio, entre otras cosas porque, lamentablemente, en mi despacho he de enfrentarme cada día a decenas de situaciones parecidas».

Cabanillas dice que «para insultar hay que tener ánimo de hacerlo, cosa que el juez supuso basándose únicamente en el testimonio del denunciante y un colega suyo, puesto que otros testigos aportados por la acusación fueron desestimados ante las evidentes contradicciones en sus declaraciones, según se reconoce en la propia sentencia». El profesor de Latín hace alusión al padre del alumno, preguntando «¿qué credibilidad puede tener una persona después de afirmar que a su hijo le aplicaron cuatro o cinco puntos de sutura en una herida cuyo parte médico -que ha sido publicado- reza que se trata de un simple rasguño sin tratamiento alguno? ¿Qué educación está dando a su propio hijo, que es plenamente consciente de que su padre miente?».

Además, dice «¿qué actitud creen ustedes que debe tomar un Jefe de Estudios ante un alumno que es capaz de decir a una profesora: 'Ten cuidado que te veo en el parque y sé quién es tu hijo?' Si les parece me callo y le alabo el gusto». Por último añade que él es el primero en «no querer conflictos en las aulas; no en vano me paso más de media vida en ellas. Soy el primero en plantear el diálogo como solución a los problemas. Esto no ha sido posible ahora porque el denunciante jamás se ha presentado en mi despacho para hablar, despacho cuyas puertas siguen abiertas para él».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos