La alcaldesa y el consejero Muñoz pusieron la primera piedra del Palacio de Congresos

Estará completado para mediados del 2010, según dijo el consejero de Cultura en el inicio oficial de obra Será un edificio luminoso desde dentro, gracias al material traslúcido, color verdáceo, que lo recubre La inversión total es de 13 millones, pero el edificio costará más de seis

A.S.O.PLASENCIA
Colocación de la primera piedra/
Colocación de la primera piedra

La obra más importante de esta legislatura para la ciudad, según dijo ayer la alcaldesa, estará completada en su totalidad al final de la próxima posiblemente, tal y como aseguró, poco después, el consejero de Cultura y Patrimonio tras colocar, junto con Elia María Blanco Barbero, la primera piedra oficial. Se trata del palacio de congresos del Berrocal, cuya primera fase, correspondiente al edificio, salió con un presupuesto de licitación de 6,7 millones de euros y un año y medio de plazo de ejecución. Las empresas adjudicatarias, Joca y Placonsa, serán las responsables de hacer realidad el sueño de edificio proyectado por Jose Selgas y Lucía Cano Pinto, con una superficie total construida, en todas sus plantas, de 11.388 metros cuadrados.

Su interior contendrá una sala principal, con posibilidad de abrir el fondo del escenario al paisaje y capacidad para unas 800-1.000 localidades; una sala de 300, compartimentable en tres de 100, sita por encima del auditorio; y una zona para exposiciones, con 1.000 metros, y otra de hostelería, de 300 metros, en el nivel superior.

Pero lo más llamativo del edificio no es sólo su concepto interior sino también la configuración externa, los llamativos volúmenes de su forma, su condición de pórtico entre la ciudad y el paisaje, sus contrastados colores o su carácter luminoso desde el interior, gracias al eften, un ligero pero resistente material traslúcido que contribuye a forjar una imagen liviana, como de nave fondeada en el muelle granítico del Berrocal, capaz de levar anclas en cualquier momento, tal y como vino a explicar el arquitecto Selgas en la presentación.

Abierto al paisaje más que a la ciudad, dijo el técnico, el edificio se ubica en el límite entre ambos y a él se accederá, como a un barco, por una pasarela en rampa color butano que da a un gran hueco o pórtico del mismo color, que enmarca el horizonte de poniente. Además de mirador, este espacio de acceso hace la función de un gran hall abierto cuyo fuerte color resalta sobre el suave verdáceo del traslúcido material que recubre el resto del inmueble.

Ello posibilitará que, por la noche, se ilumine desde el interior «y tenga una presencia muy fuerte y muy compacta porque hemos trabajado para que fuera una pieza muy luminosa y una referencia absoluta en el paisaje de la ciudad», agregó Selgas. Este añadió que, una vez concluido y vista su peculiar forma, con volúmenes volados y una base menor que el resto del edificio, -para que toque el suelo lo mínimo-, «dará la impresión de que fue traído por un helicóptero».

La modernidad

Del palacio, el consejero de Cultura coincidió con la alcaldesa en la ilusión que genera este proyecto «que sitúa a Plasencia en el escaparate de la modernidad»y le abre un nuevo campo de desarrollo, con el turismo de congresos, y la internacionalidad.

Éste recordó que el palacio de congresos fue un compromiso electoral del presidente de la Junta en el 2003; destacó la colaboración municipal, que ha cedido el terreno; y explicó que, con equipamiento y mobiliario, la inversión llegará a 13 millones.

Por su parte, Elia Mª Blanco, manifestó su gran satisfacción por la colocación de la primera piedra oficial y subrayó el carácter ilusionante del proyecto, al que se refirió como «la gran ambición que necesita Plasencia».

Tras indicar que es la obra más importate de la legislatura, enmarcó su arquitectura en la del siglo XXI; auguró que será una referencia par atraer el turismo de congresos y brindó el futuro edificio a las comarcas y Extremadura, antes de reivindicar la condición de capitalidad turística de Extremadura para Plasencia.