El JEME reconoce cambios en el Ejército que afectarán a 16.000 militares

EFEMADRID

La reorganización del Ejército de Tierra, que comenzará el 1 de noviembre, afectará a 16.000 militares y 60 unidades, de las que 33 serán disueltas, 23 transformadas y 4 trasladadas, afirmó ayer el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Carlos Villar. El proceso de transformación del Ejército de Tierra, que se prolongará hasta el 2010, centró la comparecencia del general Villar ante la comisión de Defensa de la Cámara Baja para presentar los presupuestos de su departamento.

Dijo que el real decreto que contempla la transformación supone un cambio de «enorme magnitud» para Tierra y concretó que las 33 unidades que serán disueltas afectarán a unos 24 batallones. El JEME dijo que se prevé una reducción de plantillas de los 86.000 efectivos fijados en un principio hasta los 60.000. Hoy, según confesó, hay 54.404 soldados.

Las nuevas estructuras de los tres Ejércitos deberán estar implantadas en su totalidad, con todas las unidades desplegadas, antes de enero del 2010, según establece la Orden Ministerial 114/2006, de 18 de septiembre, que establece las líneas generales del proceso de transición a la nueva estructura de la Fuerza del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos