Diez años después...

Con nueve años aseguraba que de mayor quería ser alcalde de Badajoz. Ha sido galardonado con el premio Nacional de Bachillerato.

BEGOÑA MININO GONZÁLEZBADAJOZ
José Antonio Gil con el reportaje que se publicó hace diez años en el diario HOY/
José Antonio Gil con el reportaje que se publicó hace diez años en el diario HOY

Con nueve años escribió una carta al alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, en la que solicitaba una entrevista personal para comentarle algunos temas de su política local, que no le parecían adecuados.

Ahora, diez años después, José Antonio Gil ha recibido el Premio Nacional de Bachillerato, ocupando el cuarto puesto por calificación en una lista de quince premiados. «No creo que el hecho de ganar este premio haya sido un tema de estudio solamente, pienso que es una cuestión de arriesgar. Yo me arriesgué con todas las consecuencias, tuve suerte y aprobé. Mis padres están bastante orgullosos pero, no obstante, creo que ellos tienen parte de culpa de este premio», afirma.

«De ese niño que escribió al alcalde de Badajoz quedan muchas cosas de las que tenía entonces en la cabeza. Los diez años han pasado pero sigo en el mismo sentido preocupándome por la vida política del ente más cercano que es mi ciudad», afirma Jose Antonio.

A sus diecinueve años estudia segundo curso de la carrera de Historia, es componente de un grupo de música, escribe en un periódico digital, tiene un blog de política, es delegado de su clase... y no conforme con esto comenzará a compaginar sus estudios con la carrera de Gestión y Administración Pública y en un futuro piensa hacer Ciencias Políticas, su gran pasión.

Siempre ha sido un niño muy activo intelectualmente, de hecho y según sus palabras, su vida está marcada por una consigna que empieza a fraguarse cada día cuando se levanta: no puede perder el tiempo. «Mis padres en lugar de decirme que hiciera cosas me decían que parase un rato. Yo les digo que para Reyes lo que necesito es que los días tengan por lo menos seis horas más», bromea.

Nunca se ha considerado un niño 'empollón', ni un niño aislado por el hecho de sacar buenas notas. «No he tenido nunca la sensación de que me hayan dejado de lado, aunque siempre he tenido muy buen expediente, pero también es cierto que me gusta hacer lo que hacen mis amigos. Yo salgo y me divierto como cualquier adolescente».

Carrera política

Muy metido en la causa política, se define como un socialista, demócrata y republicano. Es secretario de Organización del Partido Socialista de Badajoz, aunque asegura que, «mis ideas políticas no me impiden mantener una conversación o una discusión con personas de otros partidos, me gusta que exista una rivalidad intelectual coherente», asegura.

Según Jose Antonio, tiene bastantes referentes en los que fijarse, «mi hermana mayor es un espejo en el que mirarse y nunca se ha sentido coartada por mis notas». «Mis padres, sobre todo, mis profesores del colegio, mis profesores de instituto y porqué no, las personas que me han decepcionado, porque una forma de encauzar también tu vida es sabiendo qué camino no quieres tomar».