El 112 contará con más espacio para su centro de respaldo en la Academia de Seguridad Pública

Este edificio acogería funciones de la sede central, en Mérida, en caso de que «resultase afectada por una catástrofe»

ROCÍO ROMEROBADAJOZ

La Academia de Seguridad Pública de Extremadura contará con dos nuevos edificios, que se destinarán a almacén general y a ampliar el centro de respaldo al servicio de emergencias 112, cuya sede central se encuentra en Mérida, y que entraría en funcionamiento en caso de que las dependencias de la capital autonómica se vieran afectadas por una «catástrofe». El proyecto cuenta con un presupuesto de 450.900 euros.

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Badajoz concedió ayer las licencias de obras para las nuevas edificaciones, que la Junta construirá en la parcela donde se ubica actualmente la academia, en la zona de Caya.

Esta parcela fue el año pasado objeto de controversia entre las administraciones local y regional debido a que el Ayuntamiento cedió en su día los terrenos para albergar estos servicios y contaba con un espacio que estaba inutilizado. El Consistorio pidió entonces que el espacio sin uso revertiera al municipio.

Según explicó la concejala de Urbanismo, Cristina Herrera, este asunto se resolvió al volver al Ayuntamiento la propiedad de parte de los terrenos y quedarse la Junta con una parte para llevar a cabo la ampliación, a la que ayer se le dio luz verde al conceder las licencias de obras del almacén general y otro edificio para aumentar las instalaciones del centro de respaldo del 112 que ya existe en el lugar.

Aun construyendo estos dos edificios, la Junta dispondrá de espacio libre en la parcela, según indicó Herrera, quien desconoce la intención de la Consejería de Presidencia sobre el uso al que se destinará.

El edificio que servirá de apoyo a la central de emergencias contará con dos plantas. La baja medirá 190 metros cuadrados y la superior, otros 160. El almacén general contará también con otras dos alturas. La baja medirá 135 metros cuadrados, 25 menos que la altura superior.

Según informó ayer la Consejería de Presidencia, el actual centro de respaldo al servicio de emergencias 112 cuenta con todas las instalaciones necesarias «que le permiten sustituir al Centro 112 de Mérida en situaciones de catástrofes que pudieran afectarle». El nuevo edificio dispondrá además de «una gran sala para acoger al equipo personal que atiende servicios de urgencia en toda la comunidad autónoma, así como otros servicios: sala de juntas, despacho, zona de descanso, vestuarios, recepción, almacén y espacios de circulación», según reza el proyecto.

Calificación urbanística

La comisión de Urbanismo también aprobó otros asuntos, como la calificación urbanística de suelo rústico a industrial de parte del solar de la fábrica de producción de tomate y sus derivados Conservas Vegetales de Extremadura S.A. (CONESA), para llevar a cabo una ampliación de sus instalaciones. Contarán con una línea de subproducto y ampliación de la planta de producción de polvo de tomate. El proyecto tiene un presupuesto de más de 709.000 euros.

Además, la comisión autorizó el proyecto de canalización de gas en el Polígono Industrial El Nevero, en las calles Alazán y El Gorrión.

Por otra parte, la concejala anunció que ya cuentan con una sentencia firme del Juzgado de lo Contencioso Administrativo para llevar a cabo el desalojo de algunas viviendas, que han sido ocupadas ilegalmente en la zona de la calle Serrano (en San Roque), este misma semana. A continuación, se demolerán varias viviendas, que quedan de la riada de 1997.

Los Rostros

En la comisión de Urbanismo, el PSOE preguntó por la última sentencia relativa a la urbanización de Los Rostros, una parcela situada a las afueras de Badajoz donde el Ayuntamiento pretende evitar que se levanten viviendas por encontrarse en suelo rústico no urbanizable. La concejala destacó la incongruencia de la última sentencia, que no sancionaba al propietario que había vendido proindiviso. «Se seguirá el camino normal contra las personas que han construido allí», comentó Herrera. Por su parte, el concejal socialista Moisés Cayetano, instó al Ayuntamiento a que «haga gestiones con la judicatura para llegar a unos acuerdos de actuación» contra este tipo de edificaciones ilegales.