«Se destruiría el poblado con las unifamiliares»

Maribel Holguín conoce el poblado cuando contrae matrimonio con el hijo de un trabajador de las minas, y desde entonces, hace 25 años, considera que es un lugar privilegiado: «la gente no lo conoce y creo que hay conservar esta riqueza antigua», afirma y señala que su sustitución por unifamiliares o adosadas supondría la desaparición del poblado. Cree que podría ponerse en valor como exponente de un pasado industrial, al igual que se ha hecho en otros sitios.