«El café de máquina es mucho mejor que el que sirven en los bares»

ANTONIO J. ARMEROCÁCERES FOTO: LORENZO CORDERO

Félix Sánchez trabaja en Automáticos Leafex. Entre sus funciones está reponer los productos de las máquinas de café, o las que sirven bebidas y snacks, que hay en algunas empresas y edificios públicos.

-¿La gente es muy golosa?

-En general, sí.

-¿Qué repone más, comida o bebida?

-Sobre todo bebidas, pero también snacks y café.

-¿Qué tipo de café es el más consumido?

-El capuccino es el que más gusta. Y también el chocolate, que está muy bueno.

-¿La mala fama del café de máquina es injustificada?

-Totalmente. El café de máquina es mucho mejor que el que sirven en los bares.

-¿El café de máquina es mucho mejor que el que sirven en los bares?

-Sí. Porque lleva más cantidad de café natural. Normalmente, el que se sirve en los bares es el de cincuenta por ciento natural y cincuenta torrefacto. O cuarenta-sesenta. Es el café que la gente está acostumbrada a tomar. El de la máquina es más natural, más café.

-¿Por qué le gusta tanto a las máquinas quedarse con las monedas?

-La máquinas de café y bebidas se estropean, como todas las máquinas, pero no es que les guste especialmente quedarse con las monedas.

-Hace tres o cuatro años existía la Coca-Cola, la Pepsi, la Fanta y poco más. Ahora hay mil tipos de refrescos. ¿Esta multiplicación de la oferta ha complicado su trabajo?

-Sí. Es un jaleo. Tienes que ir a los sitios con un montón de referencias.

-Todo el día entre refrescos y snacks. ¿Es usted goloso?

-Al contrario. No es que los aborrezca, pero no suelo tomarlos.

-¿Ni la Coca-Cola?

-La Coca-Cola ni la pruebo. Si acaso, agua o Aquarius.