Los voluntarios de Placeat comenzarán a trabajar el lunes en el albergue

Directivos de Placeat. :: David Palma/
Directivos de Placeat. :: David Palma

Se trata de jóvenes de distintos puntos de España y Europa que pasarán dos semanas colaborando con Placeat en sus instalaciones

LUCÍA SEMEDO PLASENCIA.

La Asociación Placeat por la Plena Inclusión comienza el próximo lunes con uno de los proyectos más destacados del verano: el campo de trabajo que trae hasta el colectivo a jóvenes de distintos puntos de España y Europa. Así lo explicó Francisco Valverde, presidente de la asociación, quien dio la bienvenida a los primeros voluntarios en llegar: cuatro estudiantes procedentes de Francia, Alemania y Grecia que pasarán 10 meses en la ciudad con el programa 'Erasmus+'.

Placeat colabora con este proyecto estudiantil, que trae a jóvenes durante un periodo que puede llegar hasta a los 12 meses de duración, a los que lleva acogiendo durante siete años.

Como novedad, Valverde explicó que este año los voluntarios, de entre 18 y 30 años, harán uso de las instalaciones del albergue que la asociación gestiona en San Gil, por lo que pasarán a ocupar las habitaciones en lugar de usar las tiendas de campaña habituales.

Los chavales pasan las 24 horas del día en el centro, donde ayudan a los usuarios

Se trata de una veintena jóvenes que compartirán con los usuarios de Placeat sus trabajos veraniegos programados por la asociación. Pasarán dos semanas en Plasencia y tendrán tiempo de conocer la ciudad en sus momentos de ocio. Además, Placeat organiza cada año excursiones a distintos puntos de la provincia para que conozcan el entorno extremeño.

En total más de 200 jóvenes han participado en las distintas ediciones del programa, que se desarrolla cada verano. Trabajos en las instalaciones del albergue, en la finca de San Gil o participando en distintos talleres que organiza el colectivo son algunos de los planes para estos días.

Valverde explicó que la importancia de esta cita recae en enseñar a unos y a otros a valorar lo necesaria que es la inclusión, a olvidar los prejuicios y a pasar una convivencia sana de aprendizaje y conocimiento mutuo. La meta de Placeat es, en todo momento, luchar por la autonomía y la inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

El director de Placeat explicó que se trata de una medida muy positiva tanto para los voluntarios como para los usuarios del centro y aseguró que en más de una ocasión alguno de los participantes decidió repetir la experiencia en este campo de trabajo.

El grupo completo estará el lunes en Plasencia, desde donde viajarán al albergue de San Gil para instalarse, conocerán las rutinas y el programa de actividades y comenzarán con las labores asignadas en las instalaciones.

El programa cuenta con una buena afluencia de voluntarios desde sus inicios. El nuevo equipo de jóvenes pasarán parte de su verano en las instalaciones para conocer no solo la zona, sino también las necesidades especiales de las personas con discapacidad intelectual y colaborar con ellos para sacar adelante distintos proyectos que mejoren las instalaciones de la asociación placentina.

Los meses de verano son tranquilos para el colectivo ya que, al irse sus técnicos de vacaciones, las actividades disminuyen. Sin embargo, desde Placeat ya tienen organizado su programa de rutas senderistas, una actividad que lleva realizándose desde hace 25 años y que propone unas jornadas de convivencia en la naturaleza y conociendo el entorno.

Este año los asistentes se instalarán en Malpartida de Cáceres, desde donde realizarán rutas a distintos puntos entre el 10 y el 14 del próximo mes de septiembre. Así, recorrerán senderos de Arroyo de la Luz, Malpartida de Cáceres, Casar de Cáceres, Aliseda y Cáceres y también conocerán sus cascos urbanos y disfrutarán de baños en las piscinas naturales.

La medida pretende presentar un ocio saludable y compartido entre usuarios y aquellos que quieran animarse a participar. Este es el evento despide el verano en Placeat y asienta las bases para coger el nuevo curso y el nuevo año.