Viernes Santo en Plasencia: El Descendimiento se quedó en Santo Domingo