La venta de viviendas aumentó un 30 por ciento en Plasencia en el último año

Viviendas nuevas que se están construyendo en el barrio de San Juan. :: andy solé/
Viviendas nuevas que se están construyendo en el barrio de San Juan. :: andy solé

El mercado inmobiliario local se ha encarecido un ocho por ciento en los últimos 12 meses, según el Ministerio de Fomento

A.A. PLASENCIA.

La venta de viviendas aumentó un treinta por ciento en el último año en Plasencia, al pasar de 307 transacciones realizadas durante el ejercicio de 2017 a 400 a lo largo del año pasado. Son 93 operaciones más en doce meses, lo que habla a las claras de una reactivación del mercado inmobiliario local, según los datos que publica el Ministerio de Fomento.

Esta misma fuente oficial especifica que de esas 400 compraventas, 361 se referían a vivienda libre y solo 39 a protegida, lo que significa que nueve de cada diez operaciones son de inmuebles del primer tipo. En cuanto a la antigüedad, prima la segunda mano: 383 viviendas de esta clase cambiaron de dueño el año pasado, frente a 17 nuevas. En este sentido, hay que tener en cuenta que apenas hay vivienda nueva a la venta en la ciudad, al igual que ocurre en el conjunto de Extremadura y en la mayor parte del país. Como es sabido, la crisis económico paralizó el sector, y durante los últimos años apenas ha habido promociones de este tipo, de ahí que la oferta actual sea limitada.

Las 400 transacciones realizadas en Plasencia el año pasado son casi el doble que las que se cerraron durante 2014, 2015 y 2016. En concreto, esos ejercicios concluyeron con 231, 229 y 228 operaciones respectivamente. Visto de otro modo: entonces se cerraban en la ciudad una media de 19 transacciones cada mes, mientras que ahora son 33, siempre según las cifras que publica el Ministerio de Fomento, que también aporta datos sobre precios.

La evolución

Al acabar el año pasado, el importe medio de la vivienda tasada en Plasencia alcanzó los 876 euros por metro cuadrado, una cantidad un ocho por ciento superior a la que había doce meses antes.

Este incremento está muy por encima del registrado en el conjunto de la comunidad autónoma, donde el alza fue del 0,4 por ciento. Y también es superior al de las principales ciudades extremeñas. En Cáceres y Badajoz, el precio medio aumentó el 5,5 y el 5,8 por ciento respectivamente, si bien hay que tener en cuenta que tanto en una como en otra, el metro cuadrado es más caro: 1.116 en Cáceres y 1.151 en Badajoz. En Mérida, Don Benito y Almendralejo -el Ministerio aporta información sobre los municipios mayores de 25.000 habitantes- el precio tipo es de 794, 864 y 737 euros por metro cuadrado, respectivamente. En la capital autonómica, el mercado se encareció en el último año un cuatro por ciento, en Don Benito un nueve por ciento y en Almendralejo, un siete.

Aunque las cifras oficiales avalan la tesis de la reactivación del sector, la base de datos del Ministerio de Fomento también deja claro que las cifras más recientes están todavía muy alejadas de las de los años del 'boom' inmobiliario. En 2007 se vendieron en Plasencia 852 viviendas, es decir, más del doble que ahora. Y en 2009, el precio del metro cuadrado en la ciudad era de 1.396 euros, casi un sesenta por ciento más alto que en estos momentos.