Una veintena de niños comenzarán el curso en San Gil

Obras en el colegio público de San Gil. :: Andy Solé/
Obras en el colegio público de San Gil. :: Andy Solé

La cantidad de alumnos permitirá dividir el aula en dos clases, una para el primero y otro para el segundo ciclo de Primaria

L. S.PLASENCIA.

Un total de 22 niños serán los que acudan al colegio público de San Gil, entidad local menor dependiente de Plasencia, para el próximo curso escolar. Este dato, que puede parecer poco llamativo a simple vista, tiene un valor especial en esta entidad y responde, según Esther Sánchez, alcaldesa, a los buenos resultados de las obras que se están realizando en estas instalaciones. El aumento de niños ha permitido que la consejería de Educación haga posible la división de los ciclos de Primaria, creando dos clases diferenciadas, de primero y segundo ciclo, por primera vez en la historia de esta entidad local menor.

Y es que hace menos de cinco años, las deficiencias estructurales de las instalaciones generaron el derrumbe de parte de la cubierta. Por aquel entonces eran apenas 10 niños los que acudían al centro y desde el Ayuntamiento alertaron de que, si la situación no mejoraba, era más que previsible que las aulas en las que los niños daban clases se vieran afectadas, poniendo en peligro a los estudiantes.

Sánchez explicó que ya entonces desde la Consejería de Educación se pusieron a su disposición y comenzaron los arreglos, con más de 60.000 euros de inversión, que pusieron fin a esta problemática. Los últimos trabajos han ascendido a 90.000 euros y han supuesto mejoras en el patio, instalación de nuevos materiales de juego y acondicionamiento de las aulas, con la colocación de aires acondicionados.

Sánchez indicó que unas mejores condiciones contribuyen a que los niños se queden en la localidad y no sean enviados a otros centros privados.