Los vándalos destrozan una decena de retrovisores en la Ronda del Salvador de Plasencia

Uno de los coches afectados la noche de Reyes. :: hoy/
Uno de los coches afectados la noche de Reyes. :: hoy

A. B. H.

plasencia. Fue el regalo de Reyes con el que algunos vecinos de la Ronda del Salvador se encontraron el domingo cuando fueron a recoger sus coches, porque una vez más los vándalos se divirtieron destrozando lo ajeno, los retrovisores de algunos de los vehículos aparcados en esta céntrica vía.

En torno a una decena de coches han sido los afectados esta vez en las dos ocasiones en las que durante la madrugada se produjeron los destrozos. «El primer grupo de más de veinte jóvenes pasó antes de las dos de la mañana por la calle», relata una vecina que presenció los hechos. «Llamamos a la Policía, pero cuando llegaron los agentes los jóvenes ya se habían ido». Los policías se ocuparon, según el relato de la vecina, de avisar a algunos de los propietarios de los coches afectados.

Los destrozos continuaron después, unas dos horas más tarde, «porque de nuevo otro grupo pasó por la calle haciendo lo mismo». En esta ocasión, esta vecina ya no llamó a la Policía, sino que increpó a los gamberros directamente desde una ventana de su domicilio, «porque no solo trataban de romper más retrovisores, sino que también daban patadas a los coches, y ya no podía más con la indignación». Los jóvenes dejaron los coches en ese momento y fueron a responder a la vecina, «pero cuando bajé a la calle, comenzaron a reírse y salieron corriendo».

La indignación e impotencia de los residentes en la Ronda del Salvador va en aumento. «Ya estamos cansados de ver que un fin de semana tras otro, que ya no hace falta que se trate de una fiesta concreta, se producen destrozos en nuestros coches, porque los gamberros campan a sus anchas, hacen lo que les da la gana y no pasa nada».

Están también, aseguran, cansados de llamar a la Policía, «porque da igual». Pero insisten en que es preciso que se tomen medidas. «No puede ser que se sepa que estos destrozos se van a producir, porque está demostrado que no son hechos aislados, y que nos tengamos que seguir aguantando».

Reclaman, por eso, una vigilancia que se mantenga en el tiempo al menos durante las noches de los fines de semana. «Si es que ya se sabe que va a pasar, que van a venir estos gamberros para destrozar todo lo que puedan a su paso, porque se divierten así y porque, desgraciadamente, saben que no les pasa nada; no parece tan complicado que pueda haber vigilancia en la Ronda del Salvador, que un coche al menos se quede durante algunas horas en la madrugada».

 

Fotos

Vídeos