Las tres vidas de La Constancia

Fachada principal del edificio de La Constancia, hoy complejo educativo. :: d. palma/
Fachada principal del edificio de La Constancia, hoy complejo educativo. :: d. palma

El emblemático edificio centra un libro en el que participan once autores | Colegio, cuartel y ahora universidad, la publicación pone de manifiesto la trascendencia del inmueble para Plasencia

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

«Desde el punto de vista histórico, arquitectónico, económico, social... La importancia que el edificio de La Constancia tiene para esta ciudad es algo que había que plasmar en un libro».

Con estas palabras, el director del centro universitario, Francisco Tirado, explica por qué hace ya casi tres años, en mayo de 2015, decidió exponer al coronel Juan Carlos Fernández «una idea que desde hacía tiempo me rondaba la cabeza», explica. No era otra que buscar la fórmula «con la que rendir homenaje tanto el edificio de La Constancia como a su fundador».

El coronel acogió con entusiasmo la iniciativa de Tirado. «Me puso en contacto con el subdelegado de Defensa en Cáceres, el coronel Enrique Martín Bernardi, y juntos formamos un equipo integrado por una docena de personas para llevar a cabo el proyecto». Una iniciativa que se ha desarrollado en tres fases. La primera y segunda se realizaron entre mayo y junio de 2017, y consistieron en diversas exposiciones y conferencias sobre la historia del emblemático inmueble.

La tercera es la que ha visto la luz esta semana: un libro que recoge esas conferencias y muchas imágenes sobre el devenir de un edificio a lo largo de tres siglos y unido, por ello, a la historia e intrahistoria de Plasencia. Una publicación que pone de manifiesto las tres vidas de La Constancia, que se ideó como colegio, que después acogió un cuartel y que hoy es universidad. Son once los autores que han colaborado en el libro, coordinado por Francisco Tirado, Laura Tirado y Enrique Martín. Ha sido la Diputación de Cáceres la institución que se ha ocupado de editar 200 ejemplares, algunos de los cuales se quedarán en la biblioteca del complejo y también en la municipal, con el fin de que todos los ciudadanos interesados en conocer la historia de esta seña de identidad puedan hacerlo a través de este libro titulado 'La Constancia, un proyecto para Plasencia: colegio, cuartel y universidad'.

Los que se animen sabrán así que los poco más de 8.000 habitantes que tenía entonces la capital del Jerte se quedaron estupefactos cuando, en 1895, se inició la obra de un enorme edificio de 4.700 metros cuadrados de planta en los por aquel entonces deshabitados parajes de San Antón.

Calixto Payán y Vargas, marqués de la Constancia, había fundado en 1869 un colegio para niños huérfanos en la calle del Rey, pero la gran necesidad de la época hizo que en poco tiempo se quedara pequeño. A finales del siglo XIX comenzó por eso la obra del nuevo colegio, con el objetivo de albergar a todos los huérfanos de la zona. El imponente edificio de más de 20.000 metros de superficie construida se terminó de levantar en 1905, pero nunca llegó a utilizarse para su finalidad original. Diversas irregularidades, entre ellas algunos desfalcos, hicieron quebrar a la fundación que se ocupaba de gestionar el legado de Calixto Payán y propiciaron su venta al Ministerio de la Guerra, comenzando así la larga trayectoria militar que ha tenido el inmueble.

«El último acto militar en La Constancia tuvo lugar el 8 de diciembre de 1992 y el cuartel se cerró de forma definitiva el 31 de diciembre de ese año», recuerda Francisco Tirado. Ese año, frente al más del millar de soldados que había albergado, tan solo se habían formado en él 97 reclutas.

El acontecimiento supuso un gran trauma para la ciudad en aquel entonces, puesto que Plasencia perdía con el cierre una de sus señas de identidad y una importante fuente de ingresos y de actividad económica. Pero La Constancia volvió una vez más a resurgir para continuar ligada a Plasencia, para seguir siendo seña de identidad y motor económico con una tercera vida, la que hoy sigue teniendo como centro universitario. Una vida que inició el 9 de enero de 1999 de la mano de Enfermería y Empresariales.

 

Fotos

Vídeos