La rotonda de la Hispanidad obliga a trasladar 40 puestos del mercadillo

Imagen del espacio que ocupará la nueva rotonda y algunos de los puestos del mercadillo que se trasladarán el próximo 9 de julio. :: a. solé/
Imagen del espacio que ocupará la nueva rotonda y algunos de los puestos del mercadillo que se trasladarán el próximo 9 de julio. :: a. solé

Las obras de la nueva glorieta de la Enfermería comenzarán hoy y se completarán con mejoras en iluminación y asfalto

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

No serán cuatro, como se había anunciado, sino cuarenta los puestos del mercadillo de la avenida de la Hispanidad que se tendrán que trasladar para poder ejecutar la rotonda en el cruce de esta avenida con la carretera de Salamanca. La construcción de la nueva rotonda de la Enfermería, colectivo al que estará dedicada, comenzará hoy de la mano de Araplasa, la empresa que ha resultado adjudicataria de la obra con un presupuesto de 236.000 euros, un 22% de baja sobre el precio de licitación.

Los 40 puestos del mercadillo, un tercio de los que hay, según dijo ayer el alcalde, Fernando Pizarro, que se tendrán que trasladar son los ubicados en la carretera de Salamanca y los más próximos de la avenida de la Hispanidad a la futura rotonda, que se construirá en el espacio que durante años ocupó el kiosco de Los Pinos.

Estos puestos se trasladarán en su mayor parte al acerado de la avenida Virgen del Puerto, frente a la Universidad y los pabellones militares, y una pequeña parte se situarán entre el aparcamiento del parque de la Coronación y la pista del Nido.

Según dijo también ayer el primer edil placentino, este traslado será temporal. Se hará efectivo el martes, 9 de julio, y se prolongará hasta que culmine la construcción de la rotonda, que tiene un plazo de ejecución de cuatro meses y está prevista que termine, por tanto, a finales del próximo mes de octubre.

Aunque los trabajos comenzarán hoy en la rotonda, Pizarro señaló ayer que los primeros que se llevarán a cabo serán compatibles tanto con el uso de la avenida de la Hispanidad, como con el propio mercadillo. Por eso no será hasta el 9 de julio cuando los puestos se trasladarán. Y la ejecución de la obra se compaginará en todo momento, también según las indicaciones del alcalde, con el tráfico, así como con los aparcamientos de la Hispanidad, porque en su mayor parte estas plazas se podrán continuar utilizando mientras Araplasa construye la rotonda.

La obra que comienza hoy, además de la glorieta que permitirá que los vehículos que bajen por la carretera de Salamanca puedan acceder a la Hispanidad y por tanto evitar Virgen del Puerto, supone asimismo una remodelación del conjunto del espacio.

En realidad, la fase que resta por ejecutarse para culminar la transformación urbana de la antigua travesía, según el proyecto diseñado por el equipo de gobierno. Tras la construcción de la glorieta dedicada a las víctimas del terrorismo y la conversión de los pabellones en residencia de mayores, ahora es el turno de la rotonda de la Hispanidad.

Se ubicará junto a la entrada del parque de Los Pinos, que se ampliará y peatonalizará, y se llevará a cabo una reordenación de los aparcamientos y la habilitación de plazas para autobuses.

El rastro de los domingos

En una segunda fase de mejora de la zona, tal como ayer detalló el alcalde, se incluirá la renovación de la iluminación y también el asfaltado de la avenida de la Hispanidad, una de las 17 vías urbanas incluidas en el plan de año, con un presupuesto de 650.000 euros.

Además, la remodelación del espacio se completará con la eliminación de los semáforos que hoy hay en el inicio de la carretera de Salamanca, que se mantendrán solo para peatones, porque las entradas y salidas a la vía de acceso al parque infantil de tráfico se realizarán a través de una raqueta.

Por otro lado, respecto a la petición planteada por los vendedores ambulantes y respaldada por diversas asociaciones vecinales y culturales, especialmente las de la zona sur de la ciudad, de celebrar un mercadillo los domingos en el arroyo Niebla, el alcalde aseguró ayer que aún no se ha tomado una decisión al respecto. «Acabamos de iniciar la nueva legislatura y todavía no hemos analizado esta petición», dijo. La asociación que lleva el de la Hispanidad, así como los colectivos que apoyan la iniciativa, consideran que sería una atractivo para la ciudad en general y la zona sur en particular durante los domingos, cuando no hay actividad comercial y en un espacio, además, como es el arroyo Niebla, en el que el tráfico no se vería perjudicado.