Retoman la petición de que se implante en Plasencia el Personero del Común

La Casa del Deán fue propuesta por el gobierno de Elia María Blanco como sede del Personero. :: hoy/
La Casa del Deán fue propuesta por el gobierno de Elia María Blanco como sede del Personero. :: hoy

El Estatuto de Autonomía contempla la creación de esta figura, que si algún día se crea deberá tener su sede en la ciudad

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

Plasencia no renuncia, aunque de manera tímida, a contar con la que sería su única sede de una institución de ámbito regional: el Personero del Común, denominación que recibe el Defensor del Pueblo extremeño, una figura que viene recogida en el Estatuto de Autonomía pero que nunca se ha llegado a crear. De hacerlo algún día, el Estatuto establece que su sede tendría que ser Plasencia.

La aspiración de que el Personero del Común se implante en Plasencia es algo que surge con cierta periodicidad. Lo último ha sido una campaña de recogida de firmas en internet que se ha puesto en marcha estos días, si bien hay algunos antecedentes. El Consejo Económico y Social aprobó en 2014 un documento con propuestas para el desarrollo de la ciudad, y entre ellas figuraba reclamar «el establecimiento en Plasencia, y en lo posible en el casco histórico, del Personero del Común, conforme al artículo 48 del Estatuto de Autonomía».

Hasta la fecha la única solicitud oficial en firme para que el Personero se implante en la ciudad la hizo el gobierno local de Elia María Blanco, que además propuso que se ubicara en la Casa de Deán, en la plaza de la Catedral. La administración de Fernando Pizarro no ha hecho ninguna reclamación oficial a la Junta en estos últimos siete años, si bien el alcalde ha manifestado que, llegado el caso, preferiría otra ubicación distinta, sobre todo desde que existe el proyecto de que la Casa del Deán se convierta en la sede de un centro adscrito de la Universidad Católica de Ávila (UCAV).

El artículo del Estatuto de Autonomía que contempla la creación de esta figura , además de fijar en Plasencia la sede del Personero, establece que la persona que ocupe el cargo deberá ser elegida por tres quintas partes de los miembros de la Asamblea de Extremadura, en un intento de que sea un órgano lo menos politizado posible. Sus funciones serán similares a las previstas en la Constitución Española para el Defensor del Pueblo, aunque limitadas a Extremadura.

La denominación de este organismo como Personero procede de una figura similar que existía en la Corona de Castilla, y que hacía referencia a la persona que actuaba en un pleito o conflicto en representación de otra. La figura se siguió desarrollando con diversas funciones hasta que se fue extinguiendo, aunque a mediados del siglo XX aún se podían encontrar referencias en algunas localidades castellanas.

La llegada a Plasencia del Personero del Común supondría la implantación de una oficina de referencia regional con varios trabajadores que contribuiría de algún modo a revitalizar el centro.

El año pasado un funcionario del Servicio Extremeño de Salud (SES), José Manuel Núñez Domínguez, que presentó una protesta por un asunto particular relacionado con la baja por paternidad ante el Defensor del Pueblo, se quejó de la «desidia y falta de interés» mostrada por este organismo. Núñez registró entonces un escrito en la Asamblea de Extremadura preguntando por esta figura del Personero del Común que recoge el Estatuto de Autonomía. Ni siquiera le dijeron que hubiera voluntad de impulsarla. «Me han respondido que a ver si se crea una comisión para cambiar esta ley», señaló entonces el interesado. Para José Manuel Núñez la conclusión es poco alentadora. «Es como si en Extremadura quisieran que estuviéramos dormidos y callados, que no protestemos por nada», dijo.

 

Fotos

Vídeos