El Retablo de la Asunción de Plasencia se podrá visitar hasta el miércoles

Imagen de la Virgen de la Asunción. :: Hoy/
Imagen de la Virgen de la Asunción. :: Hoy

La singular imagen de la Virgen de la Asunción, que data del siglo XV, solo puede verse durante nueve días al año en la catedral nueva

L.S. PLASENCIA.

La imagen yacente de la Virgen de la Asunción es quizás uno de los secretos mejor guardados de la capital del Jerte. Solo es posible visitarla 9 días al año, durante el novenario que se celebra del 6 al 15 de agosto.

La imagen supone una representación poco común de una virgen amortajada con unos ropajes que también se salen de lo común: un vestido de terciopelo rosa que fue un regalo de la reina Isabel II, según recogen documentos oficiales de la época.

Actualmente se encuentra instalada en el retablo del altar de la Asunción, conocido como el Tránsito de la Virgen, elaborado en los talleres de los Churriguera. El retablo data del primer cuarto del siglo XVIII y se encuentra en una capilla en la catedral nueva, situado a la izquierda del retablo mayor de la seo.

Sin embargo, no se tienen muchos datos del origen de la obra, quién lo encargó y por qué. Se sabe que llegó desde la localidad salmantina de Navacarros, que pertenecía a la Diócesis de Plasencia. Se conoce también que es del siglo XV, por lo que no solo es anterior al retablo que la acoge sino también a la propia catedral nueva, que fue finalizada en el siglo XVIII.

El retablo contiene una imagen de la virgen en el misterio de la Dormición, guardada en un arca barroca de madera que tiene detalles de carey, oro y plata. El techo está cubierto de plata repujada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos