Un restaurante placentino pone en marcha catas solidarias para adquirir un desfibrilador

Presentación de las catas solidarias en Casa Tomás. :: andy solé/
Presentación de las catas solidarias en Casa Tomás. :: andy solé

Una parte de la recaudación de cada evento se destinará también a asociaciones que trabajan con los más desfavorecidos

REDACCIÓN

El restaurante Casa Tomás contará con un desfibrilador. «Estamos cerca de algunas instalaciones deportivas y no próximos a un centro de salud, así que hemos pensado que sería bueno para la ciudadanía que contáramos con un desfibrilador en el restaurante», explica Tomás Doncel.

Por eso sus tradicionales catas pasan a ser este año catas solidarias, encuentros gastronómicos con fines benéficos que comenzarán el próximo 24 y que se desarrollarán hasta el 28 de mayo. Son cinco citas -un jueves de cada mes- con las que se busca, además de lograr fondos para un desfibrilador, ayudar a algunas de las asociaciones que trabajan con los sectores más desfavorecidos en la ciudad.

Tomás Doncel detalla que la previsión es que unas 65 personas acudan a cada cata y el restaurante donará cinco euros por asistente -cada uno pagará 30 euros- a la asociación a la que esté destinada la cata ese jueves. La recaudación de la primera, la del próximo 24, irá destinada a la Asociación Oncológica Extremeña. Las siguientes serán el 28 de noviembre en favor de Cáritas, el 30 de enero para Placeat, el 26 de marzo la recaudación irá a la asociación de alzhéimer y la última, la del 28 de mayo, para la adquisición del desfibrilador que se instalará en Casa Tomás.

Los responsables de las diferentes oenegés, que acudieron a la presentación de las catas solidarias en el restaurante esta semana, agradecieron la iniciativa y, por tanto, su colaboración con ellas. No solo por la recaudación que lograrán, sino también porque cada organización tendrá la oportunidad, en la cata que corresponda a cada una, de exponer a los asistentes su labor y sus necesidades. Por el momento las primeras cuatro señaladas, pero serán más en el futuro porque Tomás Doncel asegura que la iniciativa nace para mantenerse en el tiempo.