Un respiro a la enfermedad mental

Usuarios de Feafes durante uno de los talleres que se imparten en su sede de Valcorchero. :: a. solé/
Usuarios de Feafes durante uno de los talleres que se imparten en su sede de Valcorchero. :: a. solé

Feafes atiende a más de una treintena de personas en su sede de Valcorchero

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Feafes cumple 25 años en favor de las personas con enfermedad mental y sus familias, aunque su nombre era otro cuando surgió en 1994. Hoy tiene 97 familias asociadas de Plasencia y la zona norte y atiende a 32 usuarios, con edades que van desde los 30 hasta los 60 años.

«Nuestro objetivo es favorecer su autonomía y por eso realizamos talleres en los que les inculcamos la necesidad de que tomen la medicación, pautas para el aseo personal y llevar una alimentación saludable,... pero también otros talleres de informática, manualidades, cine, relajación, actividades para favorecer la memoria, etcétera», explica Urbano Núñez, presidente de la Asociación de Familias y Personas con Enfermedad Mental de Plasencia y comarcas desde 2002.

Son cuatro profesionales las que se ocupan de atender a las personas con enfermedad mental que cada día acuden a la sede de Feafes en Valcorchero para la realización de los diferentes talleres, entre los que hay también otros de habilidades sociales para favorecer su relación con los demás. «Ofrecemos un servicio desde las nueve de la mañana hasta las seis de la tarde de lunes a viernes, incluido el comedor, para que nuestros usuarios puedan ocupar su tiempo aprendiendo y mejorando», señala Urbano Núñez. «Pero también para que sus familias tengan ayuda, tiempo libre, un respiro», añade.

Por eso hace un llamamiento a las familias que tengan a su cargo a alguna persona con enfermedad mental, «para que acudan a nosotros, porque les podemos ayudar; no solo a los afectados, sino también a los familiares, porque les podemos dar las pautas precisas para que aprendan cómo llevar a una persona con enfermedad mental».

«Nuestro objetivo es favorecer su autonomía a través de talleres prácticos y de habilidades sociales», explica su presidente

Urbano Núñez afirma que «aunque se ha mejorado en los últimos años, aún hay mucho que avanzar en este terreno, todavía hay personas a las que les da miedo ir a una asociación que ayuda a personas con enfermedad mental, porque sigue siendo algo desconocido, porque esta enfermedad sigue estigmatizada». Desde su punto de vista, «igual que se han comenzado a visualizar otras discapacidades, es preciso que también se hable de la enfermedad mental para que también se visualice».

Deja claro que en esta patología, hay una gran variedad y muchos grados, y no siempre incapacita a la persona. «Algunos de nuestros usuarios pueden llevar una vida independiente, con medicación y atención psicológica». Pero tanto los que viven solos como los que lo hacen con sus familiares, «tienen ayuda en Feafes, un asociación declarada de interés público».

 

Fotos

Vídeos