El primer aerogenerador de la región ya está en pie en la sierra del Merengue

El montaje de la primera torre concluyó ayer tarde./Palma
El montaje de la primera torre concluyó ayer tarde. / Palma

Las otras catorce torres están montándose en estos días, a un ritmo que hace prever que el parque eólico esté funcionando antes de que acabe el año

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROPlasencia

El paisaje a las afueras de Plasencia empieza a cambiar. Desde ayer tarde ya es visible en toda su estructura el primero de los quince aerogeneradores del parque eólico del Merengue, ubicado en la sierra del mismo nombre, junto a la del Berenguel, en las proximidades del paraje de Fuentidueñas. Esa torre que desde ayer ven a distancia quienes se acercan a la ciudad procedentes de Cáceres o Salamanca (autovía A-66), o de Coria o Navalmoral de La Mata (EX-A1), y también quienes salen de ella por la ronda sur o la carretera N-630, tiene 84 metros de altura desde la base hasta el buje, y el diámetro de su rotor alcanza los 126 metros. Las aspas se terminaron de colocar ayer, entre última hora de la mañana y primera de la tarde.

El parque, primero de este tipo en Extremadura, lo construye la multinacional energética Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, que ha dedicado a él un presupuesto cercano a los cuarenta millones de euros, en lo que supone la mayor inversión privada en la ciudad en los últimos años.

La primera piedra se puso el pasado 14 de marzo, aunque las obras comenzaron unos días más tarde, y a día de hoy, esos trabajos continúan a buen ritmo, según informa Naturgy. La empresa estima que el plazo de ejecución previsto inicialmente se cumplirá, de modo que lo previsible es que la planta esté generando energía antes de que acabe este año.

La vida útil del primer parque eólico de la comunidad autónoma está prevista en 25 años

Los trabajos obligarán a cortar mañana el tráfico en la avenida Obispo Laso

Aunque la primera torre ya está colocada, no empezará a funcionar hasta que no lo estén también las otras catorce, que irán asomando en la sierra del Merengue a lo largo de los próximos días. De hecho, ya se puede ver parte de la estructura de otros aerogeneradores. Todos son de la firma Siemens Gamesa, y el modelo es el G126, que tiene una potencia unitaria de 2,625 megavatios.

De forma paralela a la colocación de las molinos, continúan otras tareas obligatorias antes de la puesta en marcha de la planta. Entre ellas, las relacionadas con líneas de evacuación que requiere una infraestructura de este tipo. Una de esas líneas, que discurre bajo el suelo, obligará a cortar al tráfico mañana viernes la avenida Obispo Laso, desde el bar El cochecito hasta la intersección con la calle Cristóbal Oudriz, en el barrio de San Miguel. La interrupción comenzará a las ocho y media de la mañana y en principio se restablecerá la normalidad a la una de la tarde, según informó ayer el Ayuntamiento.

Dinero para la ciudad

El Consistorio es precisamente una de las partes más beneficiadas con la puesta en marcha del parque eólico, que le reportará unos ingresos que ahora no tiene.

Se calcula que el impacto inmediato ronda los dos millones de euros. Las arcas municipales ingresarán dinero –algunas partidas ya las recibió hace meses– en concepto de canon, del ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) y también por el IAE (Impuesto de Actividades Económicas). La cuantía a percibir por este último dependerá del volumen de negocio que genere la instalación, que suma una potencia de 40 megavatios (MW).

Los quince molinos de viento generarán 155 gigavatios/hora (GWh) al año, lo que equivale al consumo eléctrico anual de unos 44.000 hogares, es decir, el propio de una ciudad con más del doble de habitantes que Plasencia.

La energía generada en la sierra del Merengue se volcará a la red mediante una línea de alta tensión de siete kilómetros, y la vida útil del primer parque eólico de la comunidad autónoma está prevista en 25 años. Una vez cumplido ese periodo, sus dueños deberán decidir si dan la planta por amortizada o si modernizan sus instalaciones y continúan con el negocio, lo que en gran modo dependerá del rendimiento que haya tenido la planta aún en construcción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos