Plasencia da luz verde a la obra y la cesión de terrenos para la depuradora

La Corporación municipal, ayer en el pleno, durante una votación. :: david palma/
La Corporación municipal, ayer en el pleno, durante una votación. :: david palma

El pleno aprueba el inventario municipal como requisito para poder utilizar los bienes y solares de su propiedad

ANA B. HERNÁNDEZ PLASENCIA.

Todos los grupos municipales -a excepción de Ciudadanos, que se abstuvo- votaron ayer a favor del proyecto que dotará a Plasencia de una nueva estación depuradora. Una obra financiada por el Gobierno central por un importe de 19,8 millones de euros.

La actuación, adjudicada a la unión temporal de empresas formada por Acciona Construcción y Acciona Agua, permitirá conducir las aguas residuales existentes y futuras de las poblaciones de la comarca del Valle del Jerte a la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Plasencia. Las obras, que se ejecutarán durante tres años, contemplan la ampliación de la actual EDAR para que incluya el tratamiento biológico de las aguas residuales, la remodelación de varios tramos de los colectores y la ejecución de un tanque de tormentas. Los trabajos, una vez finalizados, podrán dar servicio a una población equivalente de 125.000 habitantes.

«Se trata de una de las obras más importantes para la ciudad en lo que va de siglo y no solo por su cuantía económica», defendieron ayer tanto el alcalde, Fernando Pizarro, como el concejal de Urbanismo, José Antonio Hernández. Además garantizaron, en respuesta a la petición planteada por el concejal de PeC, Abel Izquierdo, que ya han solicitado a la adjudicataria que cuente con empresas locales y placentinos en paro para los trabajos.

También dijeron, en respuesta al edil de Ciudadanos, Juan Carlos Hernández, y motivo por el que se abstuvo, que se realizarán los convenios precisos para que los pueblos del Valle paguen por la depuración de sus aguas, así como que el pliego de condiciones del nuevo concurso que se hará para adjudicar el servicio en Plasencia tendrá en cuenta la nueva infraestructura.

Policía Local

Por otro lado, el pleno dio luz verde ayer al inventario municipal. Una herramienta, sostuvo José Antonio Hernández, que permitirá a la futura Corporación conocer las propiedades del Ayuntamiento, la situación y uso de cada una de ellas y también su valor económico. Con el fin de que se puede hacer una utilización responsable de los recursos. El documento, que deberá continuar actualizándose, pone de manifiesto que el Ayuntamiento tiene 176 bienes inmuebles urbanos de titularidad municipal, entre solares, edificios, locales, parques y espacios libres, valorados en más de 232 millones de euros.

De igual forma, cuenta con diez bienes inmuebles rústicos -entre los que destaca el monte Valcorchero-, 68 caminos públicos, 581 viales urbanizados y 10 bienes de características especiales: tres puentes, el acueducto, la muralla y las cinco antiguas puertas de la ciudad.

Por último, en el apartado de ruegos y preguntas, Abel Izquierdo volvió a solicitar que el intendente de la Policía Local, Enrique Cenalmor, comparezca en una comisión de recursos humanos para que explique en qué situación se encuentra el cuerpo, «para poder realizar propuestas para mejorar» una situación que, según han puesto de manifiesto los propios agentes, a través de diversos comunicados, es deficitaria. Sin embargo, el ruego del edil de PeC no fue respondido por Pizarro.

Sí lo hizo a su petición de que se tomen medidas para evitar que los coches circulen a una excesiva velocidad por Pablo Iglesias y a la solicitud del expediente de los intereses de las huertas de la Isla que, una vez más, ayer reclamó públicamente Izquierdo.