Plasencia se cita en el cañeo

Rincón de San Esteban, uno de los escenarios de la zona centro que ayer registró 'lleno' durante el cañeo. :: andy solé/
Rincón de San Esteban, uno de los escenarios de la zona centro que ayer registró 'lleno' durante el cañeo. :: andy solé

El día grande de las fiestas cumple sus previsiones y llena de público calles y rincones en torno a la Plaza Mayor | Centenares de personas se congregan en la zona centro para disfrutar de la Feria

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

A pesar del ruido ensordecedor que quizás más que otro día ayer caracterizó a la zona centro, en general a la Plaza Mayor y sus radiales, espacios en los que sin ninguna duda la Feria se concentra durante el día, centenares de personas se congregaron ayer en torno a la plaza y sus radiales para disfrutar del día grande de la Feria.

Más allá de los juegos infantiles que también con gran asistencia de público se han venido celebrando en el parque de la Isla, centenares de personas se dieron ayer cita en el centro para festejar por todo lo alto el día grande. Para disfrutar, especialmente, de su tradicional cañeo. Ese que en los últimos años, no solo este, no se lleva a cabo solo al ritmo de las charanga, que también ayer las hubo, sino especialmente al de la música que marcan los diferentes bares y pubs, ya sea través de equipos electrónicos o de música en directo.

El ambiente festivo que ayer se respiró en la zona centro fue el mejor de toda la Feria, al menos de los días precedentes, y nada hace pensar que hoy domingo, último día, las tradicionales cañas vayan a estar mejor. Por eso, a pesar de la batalla musical que cada día se ha vivido tanto en la Plaza Mayor como en sus radiales, con los bares compitiendo a ritmo de decibelios, con imposibilidad de escuchar y bailar también al ritmo que marcaban las charangas si no estabas directamente al lado de ellas, la diversión y el disfrute de la Feria se vivió ayer con intensidad.

Desde la plaza de la Catedral hasta Ansano, pasando por San Martín y el Rincón de San Esteban y también la Plaza Mayor, placentinos y comarcanos fueron una vez más fieles a las cañas de la Feria, que comenzaron tarde, como viene ocurriendo en los últimos años, y que se prolongaron hasta la noche. El ambiente, o más bien las aglomeraciones en bares, terrazas y plazas, se notó media hora antes del inicio de la gran corrida de toros, porque fueron muchos los que no quisieron perderse ayer los toros de la ganadería de Zalzuendo para los diestros Morante de la Puebla, José María Manzanares y Ginés Marín, que sustituyó a Emilio de Justo, aún no recuperado de una fractura.

Pero la diversión continúo después de la faena de los diestros tanto en la zona centro como en el recinto ferial del Berrocal que, aunque ya no silencioso, contó también con la asistencia de placentinos y comarcanos. También allí se notó el día grande de la Feria.

La que hoy llega a su fin con un programa en el que destaca, fundamentalmente porque el cañeo ya se prevé más para los de casa, como ocurrió el jueves sobre todo, la corrida de rejones de la ganadería de Romano Tenorio para Andy Cartagena, Diego Ventura y Lea Vicens. Los menores podrán disfrutar del día del niño en el ferial el lunes, con descuentos en las atracciones.