Las 31 peticiones de Plasencia

Pizarro y Vara en la reunión que mantuvieron ayer. :: hoy/
Pizarro y Vara en la reunión que mantuvieron ayer. :: hoy

Pizarro traslada a Vara las reivindicaciones pactadas por todos los grupos municipales | La gestión pública de la residencia de ancianos y la ayuda para que el Salón de Otoño esté en la ciudad son las nuevas demandas

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

31 peticiones son las que el alcalde, Fernando Pizarro, trasladó ayer al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en la reunión que mantuvieron en Mérida. Un listado que, en realidad, incluye pocas novedades con respecto a los anteriores que el primer edil placentino ha entregado en otras ocasiones al jefe del Ejecutivo autonómico. Porque la inmensa mayoría de las reivindicaciones de la ciudad siguen sin hacerse realidad.

Aun así, la principal novedad en esta ocasión es que el listado de peticiones no es el del PP sino el de la Corporación placentina, porque el mismo ha sido consensuado por todos los grupos municipales. Cuenta por tanto con el respaldo de la oposición, de los concejales del PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos.

Las peticiones abarcan todos los ámbitos y, entre ellas, destacan dos especialmente. Por un lado, la solicitud de que la Junta, «porque es la administración con competencias», asuma la gestión de la futura residencia de ancianos que se construye en los pabellones militares. Por otro, la ayuda del Gobierno regional para que los fondos del Salón de Otoño de la Caja «se expongan de forma permanente en la ciudad, habilitando la infraestructura y recursos necesarios».

Pero además de ambas reivindicaciones, el listado entregado incluye otras muchas. Así, en las inversiones que se reclaman en servicios sanitarios y sociales, además de la gestión de la residencia de los pabellones, Plasencia reclama el nuevo acceso al Hospital desde la entrada norte, la ampliación de los aparcamientos en este centro, la ejecución de las obras pendientes en el mismo, la dotación adecuada de la plantilla y también de recursos materiales tanto en el Virgen del Puerto como en los centros de salud de la ciudad, la revisión del proyectado en la zona norte, las mejoras en el sociosanitario y también una mejora de la dotación que corresponde a la Administración regional en los convenios de los servicios de atención a la discapacidad.

En cuanto a las inversiones en instalaciones deportivas y culturales, además de la petición referente al Salón de Otoño, se incluyen la segunda fase de las obras de adaptación de la depuradora de las piscinas de verano, la mejora del campo de fútbol municipal, la ejecución del plan director de la muralla, la conservación de la iglesia de San Vicente Ferrer, la puesta en valor del cementerio judío, apoyo a los eventos culturales y mejoras en los centros destinados a la juventud.

Competencias impropias

En el capítulo de infraestructuras, Plasencia demanda la segunda fase del acceso de la A-66, la reforma de Martín Palomino, el acceso urbano en la carretera de Trujillo, el nuevo acceso desde Los Mártires y el nuevo vial de acceso a las huertas de la Isla.

El listado de peticiones, en cuanto al fomento del desarrollo industrial y empleo, incluye la reforma y puesta en marcha del matadero, un avance en la industrialización, la construcción de nuevos pabellones feriales, promoción de encuentros profesionales y planes de empleo.

En recursos educativos, el nuevo colegio de San Miguel, el avance en el centro de la Isla, un incremento de la oferta universitaria y la creación de un centro de FP en el colegio de San Miguel una vez este edificio se desaloje.

Por último, en la eficiencia en la gestión de los servicios públicos, Plasencia reclama la reducción o supresión de la cofinanciación de servicios conveniados. Son las llamadas 'competencias impropias', « a las que el Ayuntamiento se ve obligado a destinar más de 3,5 millones de euros de su presupuesto anual».