Pizarro garantiza que los policías cobrarán aunque no hay partida presupuestaria

El alcalde, en la visita que ayer realizó a las obras de Puerta Berrozana. :: david palma/
El alcalde, en la visita que ayer realizó a las obras de Puerta Berrozana. :: david palma

Anuncia que técnicos municipales inspeccionarán la obra de los pabellones para comprobar que se cumple el contrato

ANA B. HERNÁNDEZ

plasencia. Cobrarán, aunque no hay partida presupuestaria para ello, como ayer reconoció el alcalde, Fernando Pizarro, ni fecha fijada para efectuar el pago.

Los policías locales no solo no han cobrado horas extraordinarias que realizaron el año pasado, sino que tampoco han cobrado aún, ni saben cuándo lo harán, los festivos y las noches que llevan trabajando desde comienzos de este año. Por eso denunciarán al Ayuntamiento en los juzgados y por eso, también, emprenderán movilizaciones.

El primer edil placentino reconoció ayer la deuda, señaló que el problema «es técnico, porque no hay partida presupuestaria para este pago, pero yo asumo la responsabilidad», se mostró sorprendido por este hecho, garantizó que «los policías locales cobrarán por su trabajo» y aseguró que «se dará una solución, en la que ya se lleva tiempo trabajando, que impida que esta situación se vuelva a repetir». Aunque no hay fecha para el cobro, Fernando Pizarro dijo ayer que «confío en que sea antes de final de año».

Pero los policías locales de la ciudad no son los únicos que tienen pagos pendientes. También los tienen los agentes de otros municipios que realizaron labores de refuerzo durante la Feria de 2018.

«Para poder asumir este pago solicitamos el pasado julio, y ahora lo hemos vuelto a requerir, un informe al intendente», explicó ayer el alcalde. Un escrito en el que figure, agregó, no solo el número de agentes que vinieron a la ciudad, las localidades de las que llegaron y las horas que trabajaron durante las fiestas, «sino también una explicación de cómo lo hicieron sin el procedimiento administrativo pertinente», recordó el primer edil.

La residencia

Por otro lado, respecto a la conversión de los pabellones militares en una residencia de ancianos, la obra de mayor cuantía que se financia con fondos europeos, el alcalde ratificó ayer los retrasos que se están produciendo en su ejecución desde la pasada primavera.

Cuando se cumplen los primeros nueve meses de los 18 de plazo, «hemos certificado solo el 15%», dijo ayer Pizarro, «y a final de año debemos tener el 40%» según los requisitos que exige Europa. Por eso, para tratar de que la empresa adjudicataria agilice la ejecución de los trabajos, así como para poder justificar ante la UE la escasa certificación, los técnicos municipales no solo informarán sobre los retratos e incumplimientos que concretarán después las sanciones a la mercantil, sino que también -anunció ayer el alcalde- inspeccionarán la obra. El objetivo de la misma es comprobar en el terreno el estado de la ejecución y también saber si la empresa está cumpliendo en el pago con los trabajadores y los proveedores.

Pizarro señaló que si los problemas continúan y la situación no se resuelve, se tendría que rescindir el contrato y poner en marcha una nueva licitación. No obstante, expresó su confianza en que este supuesto no llegue a producirse.

Lo dijo ayer en la visita que realizó, acompañado por ediles de su equipo de gobierno, al barrio de Río Jerte, que hasta el domingo celebra sus fiestas, y a las obras que se ejecutan en el entorno de Berrozana. «Una de las tres actuaciones que inciden de forma directa en este barrio, junto con los aparcamientos que están en marcha, el de Velázquez y el de Eulogio González». La obra de Berrozana, ejecutada al 25%, conllevará una reordenación del tráfico y de los aparcamientos y también una mejora del tramo de muralla anexo a la Casa de la Juventud.