Pizarro anuncia que la reforma de la estación de Plasencia comenzará en septiembre

El edificio de la estación se mantendrá y rehabilitará como un gran espacio único. :: david palma/
El edificio de la estación se mantendrá y rehabilitará como un gran espacio único. :: david palma

Adif deberá aprobar la adjudicación definitiva de unas obras que recuperarán el muelle en desuso que hay junto al edificio principal

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

La remodelación de la estación de tren comenzará tras el verano, posiblemente en el mes de septiembre, según anuncia el alcalde en funciones, Fernando Pizarro. «La obra ya ha sido adjudicada de forma provisional y el plazo que se baraja es que comience en septiembre, según nos ha informado Adif ,y esto supone una buena noticia para la ciudad».

Para ello el Consejo de Administración de la entidad deberá aprobar la adjudicación propuesta para elevarla a definitiva, puesto que se trata de una obra con una cuantía superior a los 10 millones de euros, ya que la adjudicación incluye tanto la reforma de la estación de tren de Plasencia como la de Cáceres, puesto que ambas salieron en un lote único, con un presupuesto de 10,14 millones de euros.

Por lo que respecta a la estación de Plasencia, la intervención se centrará principalmente en la remodelación de la urbanización. Se creará una nueva plaza con accesos rodados y un aparcamiento con capacidad para 57 plazas.

La reforma que se proyecta incluye plazas de aparcamiento para taxis y autobuses

También está prevista la rehabilitación de la nave de carga anexa a la estación, creando un espacio de transición entre la misma y el edificio de viajeros, donde se remodelarán los espacios interiores, ampliando el vestíbulo a la zona actual de cafetería, que se trasladará a la nave rehabilitada. Asimismo, se remodelarán los aseos y se genera un espacio principal de doble altura al demoler la primera planta.

La estación de tren, en definitiva, sufrirá una profunda remodelación y también una notable ampliación, «para adaptarla a la alta velocidad y a los trenes de altas prestaciones», ha recordado el alcalde en funciones, Fernando Pizarro.

La reforma proyectada tiene una inversión de 4,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 10 meses. Y más allá de la remodelación prevista, el actual edificio, representativo de la arquitectura ferroviaria del pasado siglo y por eso protegido, se mantendrá y rehabilitará como un gran espacio único que comunicará, a través de una marquesina, con el actual muelle en desuso que hay en el lado izquierdo «y que es un vestigio de la revolución industrial», destaca el alcalde.

Una parte del mismo se tirará, pero otra, la mitad aproximadamente, se recuperará y se acondicionará para acoger un restaurante y una cafetería. Y junto a estas instalaciones se habilitará el aparcamiento, «que se podría ampliar hasta las 120 plazas si fuera preciso, porque el terreno anexo es propiedad igualmente de Adif».

Además, delante del edificio central, el actual, se crearán otras 20 plazas especialmente destinadas a taxis y autobuses, y la diferencia de cota entre la propia estación y la calle Factor se solventará con una pequeña zona verde.

Por último, una vez el Ayuntamiento ha firmado la expropiación, Adif ha sacado a licitación la supresión del paso a nivel junto a la estación «para sustituirlo por un puente que permitirá tanto el tránsito de personas como de ganado de un lado a otro de la vía», resalta Pizarro. La licitación incluye la supresión de otros dos pasos a nivel del trayecto Monfragüe-Plasencia ubicados en el término de Malpartida.