Piden reducir la edificabilidad del solar del Rosal de Ayala permutado con Los Monges en Plasencia

Esquina junto al parque de Formosa donde se encuentra el solar permutado por el Ayuntamiento. :: palma/
Esquina junto al parque de Formosa donde se encuentra el solar permutado por el Ayuntamiento. :: palma

Varios vecinos creen que un nuevo bloque de cinco plantas en ese lugar resulta antiestético y perjudicial para la zona

CLAUDIO MATEOS PLASENCIA.

Un grupo de vecinos del bloque número 4 de la calle Cayetano García Martín pidió ayer en una reunión al alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, reducir la edificabilidad del solar situado junto al parque de Formosa, en la confluencia entre los barrios de Miralvalle y el Rosal de Ayala, que el Ayuntamiento ha permutado por los espacios asfaltados situados entre los bloques del PIR Los Monges.

Los vecinos consideran excesivo levantar un bloque de cinco plantas en ese lugar, según afirman, no sólo porque les quitaría parte de las vistas de las que ahora disfrutan, sino también porque, en su opinión resulta antiestético y perjudicial para una zona de la ciudad que ya soporta una fuerte presión demográfica.

Aunque la permuta de terrenos aún no han sido firmada entre el Ayuntamiento y la promotora Albatros, sí existe un acuerdo ante notario que, según señaló ayer el gobierno local, no se puede romper. Tampoco se contempla desde el Ayuntamiento la opción de reducir la edificabilidad, entre otras cosas porque eso disminuiría el valor de la parte del solar incluida en la permuta (un tercio del total), que ha sido tasada por los técnicos municipales en 350.000 euros, de manera que el acuerdo ya no sería válido.

Protesta en el pleno

Estos mismos vecinos ya llevaron a cabo una protesta por este asunto en el pleno municipal del pasado 8 de junio. Entonces el alcalde les dio un argumento que ayer repitió en la reunión, y es que la recalificación de ese solar como suelo residencial que se llevó a cabo en el último Plan General Municipal (PGM) no recibió alegaciones ni por parte de los interesados ni de ningún colectivo, asociación, ni partido político, de manera que se aprobó sin que nadie se opusiera.

Los vecinos respondieron al alcalde que ellos pensaban que el solar seguía teniendo la consideración de zona verde, y reconocieron que durante la elaboración del PGM no estuvieron pendientes de si eso cambiaba o no. Ahora decidirán si ponen el asunto en manos de profesionales para intentar presentar una propuesta de modificación del plan de urbanismo que al menos recoja la reducción de la edificabilidad del suelo que ha quedado fuera de la permuta, que también es de propiedad municipal y se encuentra a la venta como terreno residencial.

Fernando Pizarro matizó tras la reunión que el impacto del bloque que previsiblemente se va a construir no será tan grande como esperan los vecinos, ya que su fachada apenas ocupará 18 metros. Recordó además que el único objetivo de esta permuta ha sido solucionar el problema de falta de aparcamientos que había en el PIR Los Monges.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos