La oposición ve exceso de ediles liberados y pide plenos por la tarde

La corporación guardó un minuto de silencio en memoria del exedil socialista Antonio Olivenza. :: palma/
La corporación guardó un minuto de silencio en memoria del exedil socialista Antonio Olivenza. :: palma

El talante constructivo y las correcciones a algunas ediles debutantes marcan la primera sesión de la legislatura

A.A.PLASENCIA.

Buen talante y bastante pedagogía en el primer pleno de la legislatura, en el que se estrenaron como cargos públicos 13 (los nueve de la oposición y cuatro del grupo popular) de los 21 miembros de la nueva corporación municipal. La sesión duró una hora y media y sirvió principalmente para despachar cuestiones de organización interna del Ayuntamiento, pero también para poner de manifiesto que al menos de momento, se imponen las formas cordiales.

De hecho, lo primero que hicieron los portavoces de los tres grupos de la oposición (PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos) fue agradecer al alcalde las palabras que tuvo hacia cada uno de los concejales de estas formaciones durante el acto de toma de posesión celebrado el pasado día 15. Esa mañana, Fernando Pizarro se dirigió uno por uno a los ediles que empiezan su andadura política en la institución. Usó palabras de recibimiento que en algunos casos fueron más allá, hasta llegar a lo personal o lo familiar. Ayer, todos le felicitaron por ese gesto. «Especialmente de agradecer son las palabras que dedicó a mi padre, y que recibí con mayor agrado que si hubieran sido para mí», se sinceró Raúl Iglesias, el portavoz del grupo socialista, que ayer no pareció un debutante.

Fue claro en el fondo y tan directo como correcto en las formas. Así se pronunció, por ejemplo, al explicar que su partido no está de acuerdo con que vaya a haber cinco concejales con dedicación exclusiva (David Dóniga, José Antonio Hernández, Maite Díaz e Isabel Blanco, más el propio regidor). Es una liberación más que en la legislatura anterior, y en opinión de los socialistas, sobra precisamente una. «Se supera el 40% de concejales liberados, y esto nos parece excesivo para un ayuntamiento que está endeudado», argumentó Iglesias, que no obstante, justificó que en ese punto su grupo se abstuviera en vez de votar en contra «porque no queremos poner palos en las ruedas al equipo de gobierno», afirmó.

Unidas Podemos critica que el plan de empleo social prevea salarios del 70% y el Consistorio señala a la Junta

«Elia Blanco tenía más»

Pizarro le contestó recordándole que «en el año 2011, Elia María Blanco (PSOE) tenía diez concejales -o sea, dos menos que los que ahora suma el PP- y disponía de cinco liberados». Afirmó también que «en comparación con otras ciudades, Plasencia es de las que tiene menos ediles con dedicación exclusiva».

No hubo demasiados intercambios dialécticos más allá de los que el alcalde, por ser él quien dirige el pleno, entendió necesarios para explicar algunas cuestiones de procedimiento a Mavi Mata y a Francisca García, portavoces de Unidas Podemos y Ciudadanos respectivamente. Lo hizo él y también el secretario municipal, que de largo fue a quien más se escuchó ayer. Habló para leer textos legales y administrativos prolijos y para explicarle a Mata y García algunas cuestiones relacionadas con el funcionamiento del Consistorio. Hubo que repetir una votación porque algunos ediles de la oposición equivocaron el sentido de su posicionamiento, y en otro momento tocó explicar que hay puntos del orden del día que son solo informativos y no requieren que los concejales expresen con su brazo si lo aceptan o lo rechazan. El alcalde tuvo también que comentar que en estas sesiones, la costumbre asumida es aludirse los unos a los otros usando el usted y mencionándose por el apellido, en vez del tuteo y el nombre de pila que ya habían aparecido en varias intervenciones.

Las que mayor debate generaron -pequeño, en cualquier caso- fueron las relacionadas con el plan de empleo social que permitirá al Ayuntamiento contratar por seis meses a 45 personas, la mayoría de ellas pagándoles no el 100% del salario sino el 70%. Unidas Podemos lo criticó, y el alcalde contestó que el decreto que regula ese programa es de la Junta de Extremadura y que además, esta última administración pone para sufragarlo menos dinero que el propio Consistorio.

Otros dos asuntos también dieron pie a breves intercambios. El primero fue la decisión del Ayuntamiento de mejorar las condiciones laborales de los administrativos de los grupos políticos, que ascienden un peldaño en la escala y dejarán de estar en el grupo C2 para pasar al C1, lo que implica principalmente un aumento salarial que ronda el 20%. «No encontramos justificación a este cambio, pues van a seguir ejerciendo las mismas funciones, e incluso probablemente, hasta serán las mismas personas», explicó el portavoz socialista. «Es de justicia que mejoremos su situación, que es la misma que hace 16 años», respondió el regidor.

El otro punto que permitió la expresión de opiniones encontradas fue el horario de los plenos. Lo puso sobre la mesa Unidas Podemos, que pidió que se celebren por la tarde para facilitar la asistencia ciudadana y la mejor conciliación de la vida familiar y laboral. Pizarro le respondió que no se cierra a celebrar alguno en horario vespertino si todas las partes así lo acuerdan, pero que en principio seguirán siendo matutinos porque lo contrario no atraería a más público y porque es lo más operativo para los funcionarios municipales y para la prensa.

Antes de arrancar con el orden del día, se guardó un minuto de silencio en memoria del socialista Antonio Olivenza Pozas, fallecido esta semana y que fue portavoz municipal, concejal de Urbanismo y teniente de alcalde entre 1991 y 1995, con Cándido Cabrera como alcalde.