Las obras de los cinco parques caninos de Plasencia comenzarán a finales de este mes

Los parques contarán con mobiliario específico para los animales. :: Hoy/
Los parques contarán con mobiliario específico para los animales. :: Hoy

Al tratarse de zonas verdes los trabajos no podrán concluir hasta otoño, y sus plazos serán flexibles y dependerán del clima adecuado

LUCÍA SEMEDOPLASENCIA.

Las obras de mejora y creación de los nuevos parques caninos de Plasencia comenzarán a finales de este mes, según las previsiones del Ayuntamiento. En total, se trata de cinco zonas que serán habilitadas para adaptarse a las necesidades de los perros y facilitar el paseo y su cuidado.

Esta medida es viable gracias a una partida de 300.000 euros proveniente de fondos europeos, que pretende mejorar las zonas verdes de la ciudad. Tras llevar a cabo la selección de empresas, en estas semanas se está procediendo a firmar los contratos pertinentes y, una vez superado este paso comenzarán los trabajos.

Las zonas en las que se ubicarán los parques caninos han sido seleccionadas en distintos puntos de la ciudad con el fin de ofrecer este servicio a los dueños de estos animales, mejorando la calidad de vida de mascotas y dueños.

Los parques estarán acotados y tendrán un régimen de limpiezas específicoLa medida ha sido financiada con 300.000 euros recibidos de fondos europeos

Los nuevos parques caninos se ubicarán en la zona de Los Monjes, donde ya existía un espacio que se mejorará. También en el espacio ubicado entre Procasa y el parque de Los Pinos, en la calle Juan de Ávalo. Otro se ubicará en las traseras del colegio Miralvalle, en un espacio que actualmente está sin tratar y, al incorporarlo como zona canina, esperan que el paseo de los perros se evite en otros terrenos próximos que no están adecuados, como el Rosal de Ayala. Se suman dos parques más en el barrio de San Miguel y en la Data.

Los trabajos abarcarán tanto la mejora de las instalaciones ya existentes, colocando mobiliario y elementos específicos, como habilitando zonas a las que hasta ahora no se les estaba dando uso. Todos los espacios contarán con mobiliario adaptado, fuentes y espacios con sombra para facilitar el paseo y su régimen de limpiezas será adaptado a los residuos que se producen.

Si bien las obras comienzan, según los planes del Consistorio, este mismo mes, es casi seguro que se prolonguen en el tiempo. Al ser zonas verdes, requieren una serie de medidas que responden a la situación meteorológica y que solo pueden acometerse cuando bajen las temperaturas y la estación sea la adecuada, por lo que hasta otoño no podrán ser concluidas.