Niños, palmas y ramas de olivo acompañaron a la Borriquita en Plasencia