Martín Palomino: otra legislatura más en blanco

Sánchez, Ábalos, Vara y Pizarro, los cuatro protagonistas de la última pancarta de protesta colocada en Martín Palomino. :: david palma/
Sánchez, Ábalos, Vara y Pizarro, los cuatro protagonistas de la última pancarta de protesta colocada en Martín Palomino. :: david palma

Los empresarios lamentan «la falta de interés político» por ejecutar una reforma que se lleva esperando más de dos décadas

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Era la legislatura en la que parecía que por fin se podía hacer realidad la remodelación de las avenidas de Martín Palomino y España o, lo que es lo mismo, la entrada sur a la ciudad o, lo que es lo mismo, las vías con mayor implantación empresarial de Plasencia.

Sin embargo, tampoco ha sido posible esta vez y, de nuevo, se suman otros cuatro años en blanco. «Volvemos a quedar postergados». Con estas palabras resume una situación que ya es crónica Eduardo Muñoz, el presidente de la asociación de industriales de Martín Palomino, elegido recientemente en sustitución de Felipe Macayo.

«Llevamos más de dos décadas esperando el arreglo y parece que tenemos que seguir; esta asociación se constituyó para reivindicar una reforma que consideramos necesaria y prioritaria y, por eso, continuará hasta que el objetivo se logre», deja claro Muñoz.

Desde su punto de vista, en nombre de una asociación que representa a las más de 170 empresas ubicadas en la zona, «lo que ocurre, lo que lleva tantos años ocurriendo, solo pone de manifiesto la falta de interés político por sacar adelante una obra que no es faraónica, pero sí de interés común», declara el nuevo presidente de la agrupación.

Cuando parecía que el mayor obstáculo ya estaba superado, como era lograr el consenso entre las tres administraciones, esta vez ha sido la falta de una firma la que ha dado al traste con la obra en esta legislatura. En concreto, la rúbrica por parte del Gobierno central.

El anteproyecto que se ha hecho público hasta el momento descarta la idea inicial de desdoblar la avenida Martín Palomino y opta por mantener el doble sentido y ordenar los accesos a las empresas mediante dos vías de servicio laterales que desembocan en las tres rotondas proyectadas. La avenida de España es más estrecha, por lo que en esa parte se construirá tan solo una vía de servicio, y únicamente en algunos tramos. La reforma prevista y consensuada incluye también acerados de dos metros, vegetación y mobiliario urbano, además de la renovación completa de las redes de saneamiento y abastecimiento, así como del alumbrado.

La remodelación de las dos vías cuesta unos seis millones de euros y el acuerdo alcanzado entre las tres administraciones establece una cofinanciación a partes iguales. Para ello cada una de ellas debía aprobar y firmar el convenio. El Ayuntamiento lo hizo hace casi un año, el pasado junio, y dos meses después lo hizo la Junta. Sin embargo, la tercera rúbrica que es precisa, la del Gobierno central, no ha llegado hasta la fecha y, por eso, más de dos décadas después de que se iniciara la reivindicación, las máquinas siguen sin estar en Martín Palomino y España.

Las rotondas

Tampoco las tres rotondas que los industriales solicitaron el pasado octubre para mejorar la seguridad en estas vías mientras llegaban las obras. Argumentaron que acceder a la avenida Martín Palomino es un riesgo, de la misma forma que lo es transitar por sus pasos de peatones.

Por este motivo, con el fin de paliar el déficit de seguridad de la avenida y mejorar la circulación, la asociación de industriales de la zona reclamó la habilitación de tres rotondas que, de forma provisional, ayudaran a conductores y peatones hasta que las ansiadas obras de remodelación comiencen.

«Conocimos que el Ayuntamiento había pedido permiso al Gobierno central, puesto que es una vía de su titularidad, y desde entonces no sabemos nada», afirma Eduardo Muñoz. Solo que las rotondas provisionales no han llegado y que les toca continuar esperando la demandada remodelación.

«Confiamos en que se lleve a cabo, claro, y que en la próxima legislatura las máquinas lleguen, porque aunque no sabemos a qué se debe, en principio solo falta una firma para que el convenio entre en vigor», concluye el presidente de los industriales de Martín Palomino. Si no hay otros impedimentos y no surgen otras complicaciones, quizás la remodelación pedida desde hace más de 20 años llegue por fin.