La Junta traslada a los menores y cierra el centro de Valcorchero en Plasencia

Entrada al centro de menores de Valcorchero, ubicado frente al Hospital Virgen del Puerto. /Hoy
Entrada al centro de menores de Valcorchero, ubicado frente al Hospital Virgen del Puerto. / Hoy

El alcalde acusa al Gobierno regional de «desleal» por no informarle sobre la reconversión del espacio

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Valcorchero ya no es un centro de acogida de menores. El DOE publicó este lunes la resolución de la Consejería de Sanidad y Política Social por la que se declara «el cese de la actividad, acordando su clausura». Se cumple así la previsión del Gobierno regional de que en julio el centro dejara de funcionar como tal, para poner en marcha su reconversión en el primer recurso regional destinado a menores con trastornos de la conducta, lo que la Administración autonómica ha denominado CE.RE.ZA (Centro Residencial Zagal) de Plasencia.

Por eso, tal como confirmó la Consejería de Política Social, los 14 menores que residían en Valcorchero ya han sido trasladados a otros dispositivos residenciales, creados con este fin en la ciudad. Se trata de dos viviendas tuteladas y una vivienda semiautónoma, que conllevan un coste anual de 406.000 euros, según la información facilitada por el departamento que dirige José María Vergeles.

Porque el nuevo recurso, que ya está en marcha con la licitación del proyecto, estará destinado a menores tutelados por el sistema «diagnosticados con problemas de conducta, transgresoras de las normas sociales y de los derechos de terceros, cuando además así esté justificado por sus necesidades de protección y determinado por una valoración psicosocial y clínica especializada». La necesidad de contar con este nuevo recurso, según se recoge en la memoria justificativa del proyecto, es «evitar que estos menores tengan que ser derivados a centros ajenos a Extremadura, evitando así su desarraigo».

Inversión y plazos

La Junta prevé invertir en la remodelación del espacio para hacer posible el nuevo centro Zagal, la reconversión por tanto de un centro residencial a otro centro terapéutico, 5.480.000 euros y que el mismo empiece a funcionar en el primer semestre de 2021. Se iniciará con un pilotaje de tres años y 20 plazas, aunque el objetivo es ampliar este número después.

Respecto a los trabajadores, la Consejería de Sanidad y Política Social ha venido garantizando que no solo «contará con la totalidad de la plantilla actual de profesionales adscrita al centro de acogida de menores Valcorchero», que serán formados para las nuevas funciones, sino que esta plantilla «se incrementará en ocho educadores más, para cumplir con los ratios internacionales de atención residencial especializada». Y, además, el nuevo centro Zagal contará con el personal clínico que aporta el SES a este proyecto: médico psiquiatra, psicólogo clínico y enfermeros especialistas en salud mental.

Por su parte, el alcalde, Fernando Pizarro, acusó ayer de «desleal» al Ejecutivo de Fernández Vara, «porque no nos ha informado hasta el momento de nada, porque aunque se trata de una reconversión importante, puesto que se modifica la naturaleza misma del centro, desconocemos el proyecto».

Por eso, el primer edil reiteró ayer que «la Junta no ha sido leal con el Ayuntamiento y espero que quien tenga las competencias en materia de Sanidad y Política Social en el nuevo Gobierno regional nos explique la reconversión del centro de menores de Valcorchero». En caso contrario, concluyó el alcalde, «habrá que esperar a que soliciten la licencia de obra al Ayuntamiento, que necesitan para hacer la remodelación, para conocer el proyecto».