La Junta dice que el psiquiátrico de Plasencia cumple con la normativa en seguridad

La concentración tendrá lugar hoy en las puertas del centro. :: palma/
La concentración tendrá lugar hoy en las puertas del centro. :: palma

Asegura que en el último incendio ocurrido en el centro «funcionó el plan de autoprotección que fue actualizado en 2017»

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

«La seguridad en todos los centros del Sepad, tanto de los usuarios como de los trabajadores, y especialmente en los centros sociosanitarios de Mérida y Plasencia, es una preocupación permanente en la que se han llevado a cabo varias iniciativas», asegura la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales. Por eso, garantiza que en el caso del psiquiátrico placentino se cumple la normativa en materia de seguridad.

No solo porque cuenta con «un plan estratégico de salud laboral, aprobado en septiembre de 2018 y en cuya redacción participaron todos los agentes implicados y cuyo objetivo principal es minimizar los riesgos asociados al desempeño del trabajo de las diferentes categorías profesionales», sino también -añade el Sepad- porque el sociosanitario de Plasencia «tiene su propio plan de autoprotección».

Añade que este plan es «específico y fue actualizado en 2017, cumpliendo con la legislación vigente en lo que respecta a actuaciones recomendadas en situación de emergencia» y que es, «precisamente, el plan que ha funcionado en la incidencia que recientemente se ha producido en dicho centro».

Se refiere al incendio que tuvo lugar el 28 de junio y que fue provocado porque un interno quemó el colchón de su habitación. El fuego obligó a desalojar a 98 residentes a otras plantas para evitar que sufrieran daños y es el incidente, el último, que ha decidido a los trabajadores del psiquiátrico, que llevan tiempo denunciando las condiciones de inseguridad e insalubridad en la que están trabajando, a pasar de las palabras a los hechos; a iniciar unas movilizaciones que se ponen en marcha hoy, a las 11 horas, con una concentración a las puertas del centro y en la que el alcalde, Fernando Pizarro, ya ha anunciado que participará.

Sin embargo, desde el Sepad se mantiene que, a pesar de este incidente, el sociosanitario cumple con la normativa vigente en materia de seguridad, especialmente por un plan estratégico «que es fruto de un largo periodo de trabajo conjunto y concertación que no se había hecho nunca antes» y que «prioriza las soluciones que hay que dar en función de las necesidades detectadas y las disponibilidades presupuestarias de cada momento».

Unas medidas que se suman, añade el Sepad, no solo al plan de autoprotección, sino también «a lo que ya se viene haciendo desde hace años en lo relativo a la vigilancia de la salud, con la realización de los exámenes periódicos, y la adaptación de los puestos de trabajo de los empleados públicos a sus características funcionales; tareas estas realizadas desde la dirección del Servicio de Salud y Prevención de Riesgos Laborales».

Pero los trabajadores llevan tiempo insistiendo en que sus múltiples quejas y denuncias, referentes a las condiciones de inseguridad que sufren tanto ellos como los propios residentes, no han sido atendidas ni por la dirección del sociosanitario ni tampoco por los responsables del Sepad. Por eso la puesta en marcha de las movilizaciones, por un lado, y la petición del alcalde a la Inspección de Trabajo, por otro, para que se persone en el psiquiátrico, analice las condiciones del centro y traslade las necesidades a la Junta de Extremadura.

Una petición sobre la que la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales no quiso pronunciarse ayer, pero que fue argumentada por el primer edil como un paso preciso para tratar de que las condiciones de trabajadores y residentes en el sociosanitario mejoren. Especialmente después de que los primeros revelasen que han sido dos los incendios producidos en el plazo de 20 días y que apenas siete días antes de que tuviera lugar el segundo, el que obligó al desalojo, habían alertado del peligro que suponía que determinados enfermos estuvieran ingresados en una unidad abierta.