Un joven denuncia una brutal paliza a las puertas de una discoteca en Plasencia

Fotograma de un vídeo de la pelea colgado en las redes. :: / HOY

La Policía Nacional investiga un suceso en el que resultaron tres personas heridas, que fueron atendidas en el Hospital

REDACCIÓN

Un hombre de 32 años ha presentado una denuncia, con parte médico incluido, por la agresión que sufrió en la madrugada del domingo en la ciudad, según la información facilitada por la Policía Nacional.

Los hechos, según la citada denuncia, se produjeron a las seis de la madrugada del sábado al domingo en la discoteca Déjà Vu, que está ubicada en el inicio de la calle Talavera. El denunciante y otro varón comenzaron a pelearse, por motivos que se desconocen, y ese hombre le llegó a sacar una navaja. Después de marchó y fueron entonces los porteros del establecimiento los que comenzaron a agredirle a patadas. Una brutal paliza que centenares de personas han podido ver, porque alguien grabó al menos parte de la agresión, de lo ocurrido en la calle Talavera, y lo colgó en las redes sociales, donde corrió como la pólvora.

Tanto es así que la propia discoteca utilizó también las redes sociales para dar su versión de lo ocurrido. Según ésta, los porteros se vieron obligados a sacar fuera del establecimiento a algunas personas «que estaban liándola dentro y que después la siguieron liando fuera» y motivo por el que se llamó a la Policía Nacional, «que identificó a las tres personas implicadas».

Según la información facilitada por el SES, «en el Hospital Virgen del Puerto fueron atendidos tres varones, de entre 29 y 32 años, con hematomas y heridas inciso-contusas, no de arma blanca. Fueron atendidos, curados y dados de alta».

La propiedad de la discoteca, en la comunicación que ha hecho a través de las redes sociales, dice que tras la identificación por parte de la Policía Nacional y una vez los agentes se fueron, los implicados regresaron «con armas blancas entre las cuales se encontraba un cuchillo con el que se intentó apuñalar a uno de los porteros», al que no le pasó nada «gracias a que llevaba una chaleco antipinchazos». Además, siempre según la discoteca, los clientes que estaban a las puertas del establecimiento «también corrieron peligro porque estas tres personas empezaron a lanzar botellas de vidrio».

La Policía Nacional, por su parte, confirmó este lunes que ha puesto en marcha una investigación para descubrir qué ocurrió la madrugada del domingo en Déjà Vu.