Los hoteles de Plasencia rozan el lleno desde el jueves hasta el próximo lunes

Turistas en la plaza de San Nicolás, delante del palacio del Marqués de Mirabel. :: d. palma/
Turistas en la plaza de San Nicolás, delante del palacio del Marqués de Mirabel. :: d. palma

Los datos publicados por el Observatorio de Turismo ponen de manifiesto que en el último año Plasencia perdió visitantes

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Los alojamientos turísticos placentinos rozan el lleno, con una ocupación del 96%, en los días centrales de la Semana Santa, que se pone en marcha hoy, Domingo de Ramos. «Desde el jueves al domingo estamos al completo y la ocupación ronda entre el 60% y el 75% de lunes a miércoles», señala Teo Magdaleno, presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos de Plasencia (Altup).

Por eso, «consideramos que un año más se trabajará bien estas fechas», enmarcadas dentro de la mejor época para el sector en la ciudad. No en vano, «podemos decir que esta temporada se ha puesto en marcha después del puente de carnavales y esperamos que continúe hasta mediados de mayo, porque ya empezamos a tener reservas también para el puente de este mes». La no coincidencia del cerezo en flor con la Semana Santa, y también el buen tiempo que en general ha habido y las actividades programadas como el festival Plasencia Encorto, ha beneficiado al sector este año «y ha hecho que trabajemos bien, especialmente durante los fines de semana, durante todo marzo; y la previsión es que este mes de abril también sea bueno». Turistas nacionales en su mayor parte que eligen la capital del Jerte estos días para disfrutar por las noches de las procesiones «y dedicar el resto del día, como habitualmente vienen haciendo, para conocer la ciudad y las comarcas del norte extremeño». Especialmente el parque de Monfragüe, y las comarcas de la Vera, el Valle y el Ambroz.

Datos y comerciantes

Sin embargo, los datos publicados por el Observatorio del Turismo de Extremadura, correspondientes al pasado año en comparación con el anterior, ponen de manifiesto que Plasencia fue la única de las cuatro grandes ciudades de la región que perdió visitantes y pernoctaciones en 2018. Según los citados datos, la capital del Jerte sumó 94.058 viajeros el pasado año frente a los 100.220 de 2017. Y, de la misma forma, las pernoctaciones conseguidas ese año, 178.117, descendieron hasta las 164.877 en 2018.

Es uno de los motivos por el que la asociación de comerciantes del centro vuelve a insistir en la necesidad de reducir la zona peatonal de la ciudad y habilitar aparcamientos rotatorios que faciliten el acceso a la Plaza Mayor y sus radiales, para «favorecer no solo la actividad comercial y con ella la economía local, sino también que haya gente en la calle, porque un centro sin vida, que es lo que ya está pasando aquí, sobre todo en invierno, no es atractivo tampoco para los turistas», mantiene Nacho Serrano, directivo de la citada agrupación. «Una de las ciudades en las que se ha peatonalizado todo el centro es Pontevedra y hoy, simplemente, el comercio local ha desaparecido del centro».