La hostelería supera al comercio en Plasencia

Terrazas en la Plaza Mayor, uno de los referentes de la hostelería local. :: andy solé/
Terrazas en la Plaza Mayor, uno de los referentes de la hostelería local. :: andy solé

Restaurantes, cafeterías y hoteles ya contratan más personal que las tiendas

REDACCIÓN PLASENCIA.

Quien quiera salir de la lista del paro, que se inscriba como camarero. Este sería el consejo a la vista de los datos oficiales sobre el mercado laboral de la ciudad, donde la ocupación más contratada es esa, la de quienes atienden al público en bares, cafeterías y restaurantes. 2.643 contratos de camarero asalariado se firmaron durante el año 2017 en Plasencia, según el último informe recopilatorio del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Una cifra un 34% superior a la del ejercicio precedente, lo que deja claro el aumento de la demanda para este perfil profesional.

De cada cien altas de camareros, 53 son hombres y 47 mujeres, lo que habla de un gremio que roza la igualdad en lo que a géneros se refiere, algo que no ocurre en otros. En el epígrafe de personal de limpieza de oficinas, hoteles y otros establecimientos similares, ellas firman el 96% de las nuevas incorporaciones, y ellos copan el 95% en el sector de la albañilería, siempre según las cifras extraídas de la base de datos del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal).

El crecimiento de la demanda laboral en el sector hostelero placentino lo confirman otros datos. Durante el año analizado fueron contratados 499 ayudantes de cocina y 318 cocineros asalariados. Sumados, son 817, frente a los 532 del ejercicio precedente, lo que quiere decir que han aumentado un 53% las altas en estas ocupaciones. De hecho, tanto una como otra suben puestos en la clasificación de las diez más demandadas.

En la ciudad se contratan el triple de camareros que de vendedores de comercio al por menor

Como ya se ha citado, la primera es camarero, con 2.643 altas, si bien hay que tener en cuenta que el índice de rotación es elevado, es decir, se producen frecuentes altas y bajas de personal. Según vienen subrayando desde hace tiempo los sindicatos, esto tiene que ver con la precariedad en las condiciones que asumen estos trabajadores, habitualmente con salarios bajos y jornadas extensas, en lo que supone un problema a escala nacional.

El segundo empleo más contratado en Plasencia es vendedor en tiendas y almacenes, con 866 incorporaciones (un diez por ciento que en el año anterior). Según este dato, enl a ciudad se contratan el triple de camareros que de vendedores de comercio al por menor. En tercer lugar aparecen los peones agrícolas (excepto en huertas, invernaderos, viveros y jardines) y en el cuarto, el personal de limpieza de oficinas, hoteles y otros establecimientos similares, epígrafe que en 2017 experimentó un alza del 26% respecto al ejercicio precedente, lo que también ratifica que la hostelería ha crecido en la ciudad.

Esto se ve en otra de las tablas que recoge la estadística oficial. Es la que ordena las actividades económicas según el número de contratos que generan. El primer puesto es para los servicios de comida y bebidas. (2.096 contratos). El segundo era para el comercio al por menor (excepto de vehículos de motor y motocicletas), pero sus 1.174 contrataciones han motivado que los servicios de alojamiento (1.766 altas) le hayan desplazado al tercer puesto. De hecho, este último sector, el de los servicios de alojamiento, creció en número de contrataciones un 123% en un año. Lo que en cualquier caso dejan claro estos datos del Ministerio es que la ciudad vive sobre todo del sector servicios.