El hospital de Plasencia reduce las quejas por retrasos pero aún es el más reclamado del SES

El Virgen del Puerto motivó el año pasado 274 demandas a la Defensora de los Usuarios. :: andy solé/
El Virgen del Puerto motivó el año pasado 274 demandas a la Defensora de los Usuarios. :: andy solé

El área de salud es la que tiene más protestas por demora por habitante, pese a mejorar sus cifras por segundo año consecutivo

REDACCIÓN PLASENCIA.

El hospital Virgen del Puerto mejora sus números en lo que se refiere a quejas ciudadanas por retrasos en las citas, pero su posición de partida es tan negativa que este progreso no evita que siga siendo el más reclamado de la comunidad autónoma. Así se desprende de la última memoria anual de la Defensora de los Usuarios del Sistema Público Sanitario de Extremadura, la instancia que intermedia entre el ciudadano y el SES (Servicio Extremeño de Salud) para intentar solucionar problemas en la atención sanitaria en la región.

Este organismo atendió durante el pasado ejercicio 274 reclamaciones contra el hospital placentino, una cifra un 25% inferior a la de 2017 y que confirma una dinámica positiva, pues tras encadenar varios ejercicios con subidas, es el segundo año consecutivo en el que descienden estas peticiones de cumplimiento de la ley de tiempos de respuesta. Se trata de la normativa autonómica que especifica los plazos máximos que tiene la administración para atender a los pacientes. Son 180 días naturales en el caso de intervenciones quirúrgicas, 60 días para primera consulta con el especialista -la inicial, no las siguientes si las hubiera- y 30 para pruebas diagnósticas o terapéuticas. No obstante, hay diagnósticos que implican una reducción de estos plazos tope. Entre ellos, aneurismas, patología arterial periférica isquémica aguda, fístulas arterio-venosas para diálisis, cirugía cardiaca valvular y cirugía coronaria, desprendimientos de retina, vitrectomía, exéresis de tumores malignos o cuadros en los que hay sospechas fundadas de padecer una enfermedad oncológica.

De esas 274 peticiones de cumplimiento de esta norma, el 66% se referían a primeras consultas, el 25% a intervenciones quirúrgicas y el 9% restante a pruebas diagnósticas. En los tres capítulos, la cifra es mejor que la del año anterior. En concreto, han bajado un 8% por ciento las reclamaciones por primeras consultas, un 53 las de pruebas diagnósticas y un 40 las de operaciones.

Las más repetidas son por demoras en las consultas de Traumatología, Digestivo y Ginecología

Pese a este avance, el Virgen del Puerto se mantiene como el hospital más reclamado de Extremadura, lo que ilustra sobre la arraigada posición de inferioridad de este centro sanitario respecto a los demás que hay en la región. Las 274 quejas presentadas a lo largo del año pasado equivalen a una por cada 396 habitantes, que es la ratio más negativa entre todas las áreas de salud de la comunidad autónoma. Le sigue Cáceres, con una por cada 475 personas.

Por especialidades, la que motivó más peticiones de cumplimiento de la ley de tiempos de respuesta fue Traumatología, a la que se dirigieron 88 de las 274 solicitudes, o lo que es lo mismo, casi un tercio del total. En este aspecto, una parte de la explicación está en los problemas de faltas de personal que este servicio padeció durante el año pasado, cuando cuatro de sus diez integrantes se marcharon a trabajar a Castilla y León. Además, se mantiene la falta de quirófanos, el gran problema que sufre el hospital desde hace años y que la Junta aún no ha solucionado. Hace casi una década que el Virgen del Puerto debería haber estrenado cinco nuevos, pero el proyecto se ha ido retrasando y aún no están en funcionamiento.

Resoluciones de la Defensora

Después de Traumatología, la segunda área más reclamada por demoras es Ginecología (39 expedientes), seguida de Digestivo (29), Cardiología (28) y Cirugía (25).

En ocasiones, las quejas que los pacientes remiten a la Defensora dan pie a que esta oficina emita una resolución, normalmente para conminar a la gerencia de área y al servicio reclamado a que solucionen el retraso que motivó la demanda ciudadana. Esto ocurrió el año pasado 103 veces, frente a las 57 del ejercicio precdente, y las áreas a las que la Defensora dirigió más resoluciones son precisamente las que acumulan más quejas por retrasos en las citas, es decir, Traumatología, Digestivo y Ginecología.

En este capítulo, la memoria anual destaca «en sentido favorable, el descenso en Urología, que ha pasado de diez resoluciones en el año 2017 a una en 2018, y en el negativo, el incremento significativo de resoluciones en Traumatología, que pasó de 18 a 41, en Digestivo, de 5 a 17, y también en Ginecología, que pasó de una en el año 2017 a 13 en 2018».